Dos azotes que eran buscados por homicidio y robo murieron

0
2968

Los tiros se oyeron en horas de la mañana de ayer en una de las calles del barrio La Constituyente del Core 8

Ciudad Guayana.-La balacera sorprendió a los vecinos que en ese momento, aún se hallaban debajo de las sabanas, el hecho se registró a primera hora de la mañana, el par de caídos era buscado por matar a varias personas en esta comunidad y lugares aledaños.

“Anderson” y “Vitico”, se confiaron, ambos desaparecieron del barrio, después que aparentemente participaron en la muerte de Víctor Manuel Martínez de 18 años, a quien decapitaron en el sector La Bendición de Dios, también en varios robos.

Por la muerte atroz del joven de 18 años, otro supuesto hampón conocido en los bajos fondos como “El Bebé”, resultó abatido en la zona de las casitas.

El dúo de azotes estaba enconchado, cada uno en barracas diferentes, cuando los sorprendió la comisión de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, Anderson José Caraballo y Víctor Gregorio, al verse sin escapatoria hicieron armas a los detectives.

Tiroteo

“Vitico” y “Anderson”, sabían que se encontraban en la lista de los solicitados, pero hicieron caso omiso y regresaron a su pateadero. Los vieron en horas de la noche del martes por una de las calles de La Constituyente y después de trascurrir más de ocho horas, el par es sacado mortalmente heridos de los ranchos en donde se escondían.

Uno tenía sólo 21 años y el segundo 26, los dos ingresaron a la emergencia del hospital Uyapar de Puerto Ordaz, después a la morgue de este mismo centro asistencial, recibieron tiros mortales en el pecho y otras partes del cuerpo que no le permitieron sobrevivir.

Funcionarios de inspección ocular del Cicpc, levantaron dos armas de fuego que portaban los abatidos. En el sector, nadie quiso decir algo sobre lo ocurrido, entre la gente que se acercó para averiguar, sólo se podía oír que “a todo cochino gordo le llegaba su sábado”.

Allegado de uno de los muertos dijo que su hermano, era una persona sana y que el mismo no tenía problemas con nadie. Igual denunció que los detectives de la policía judicial entrarona las casas de manera violenta para luego matar a estas personas.

“Es merita que hubo enfrentamiento. Los policías llegaron de manera sorpresiva y uno de ellos, echó la puerta al suelo y pasaron hasta el interior de las viviendas”, apuntó un testigo.

A la buena de Dios

“Las invasiones del Core 8, son nidos de antisociales”, dijo un vecino. Según el lugareño esto pasaba porque no existía patrullaje policial. “Para estos barrios, entra únicamente el Cicpc, y cuando llega es a matar gente, mientras tanto nadie presta seguridad”, acotó la misma persona.

Denunció que ellos están a la “buena de Dios”. Temen denunciar a los ladrones y azotes que dominan el vecindario, cabecillas de bandas crean pánico y obligan a los comerciantes a pagar vacuna. Cacos, extorsiona y distribuyen drogas, sin embargo, la Guardia Nacional y la policía se hacen de la vista gorda.

Otra afectada, al dar su opinión fue consecuente con los cuerpos de seguridad, al expresar que el parque automotor de la PEB, cada patrulla se encuentra en cuatro bloques, por falta de cauchos, otras aguardan por repuestos; en tanto que la mayoría de los uniformados han presentado la baja por el pírrico salario que devengan; aunado a la falta de beneficios.

Falta patrullaje

Las patrullas de la Policía del Estado Bolívar, en su mayoría se encuentran en cuatro bloques por falta de cauchos, otras fuera de servicio por repuestos. Los vehículos del Centro de Coordinación de Altos del Caroní, Unare y Guaiparo, Vizcaíno, dan fe de esta información, las patrullas se pueden apreciar montadas en bloques. NDR