Dos criminales sometieron a una familia en Santa Rosa

0
114

El reloj marcaba las 9:30 de la mañana del viernes, cuando una familia guayanesa padeció por casi media hora las hostilidades de dos sujetos armados que irrumpieron en la intimidad de su hogar para despojarlos de sus pertenencias.

“Íbamos de salida, mi esposo estaba calentado el carro y yo terminando de arreglar a los niños, cuando los tipos se metieron a la casa”, contó una de las víctimas, aún consternada por el ataque vivido.
Presuntamente, dos antisociales aprovecharon la llegada de un trabajador que estaba haciendo labores de albañilería en la vivienda, para perpetrar su fechoría. Los vándalos tomaron por sorpresa al joven constructor y lo apuntaron por la espalda, ordenándole que entrara a la sala de estar de la residencia.
Una vez adentro, los pillos sometieron al padre de familia exigiéndole que le entregara las prendas de portaba y un dinero que los criminales aseguraron que tenía guardado. Agarraron a uno de los niños de 8 años y, mientras uno de los delincuentes lo apuntaba, el otro cargaba con varios objetos de valor, entre los que resaltaron dos televisores de 32 y 42 pulgadas.
Los objetos colectados por los maleantes los guardaron en el vehículo de la familia, un Neón verde, placas FAJ57C, en el que emprendieron la huida.
Aunque los cuatro integrantes de la familia y el obrero resultaron ilesos del acto delictivo, la cifra que suma el botín que se robaron es alta. Pasadas las 2:00 de la tarde, aún las autoridades policiales no habían hecho presencia en la calle Úkaros, del sector Riveras de Santa Rosa en Puerto Ordaz. JB