Dos hombres fueron ejecutados adentro de un carro en Bolívar

Los mismos habitantes del sector donde se consumó el doble asesinato fueron quienes dieron parte a las autoridades. Los cuerpos quedaron adentro del vehículo con varios tiros en la cabeza

0
1445

El sonido de las interminables detonaciones que estremecieron a los vecinos del sector Los Próceres, en Ciudad Bolívar, marcaron el alerta de que algo terrible estaría trascendieron en la comunidad.

A escasos metros de las viviendas y en plena vía pública, quedó el vehículo con el par de cadáveres.

El reloj daba casi las 10:00 de la noche de este domingo cuando un grupo comando descendió de una camioneta y rodeó a dos sujetos que se desplazaban en un Chevrolet Aveo, color rojo, matrícula AB677AD, por la calle El Guaraná del mencionado barrio.

Los tipos no se intimidaron con la presencia de testigos, bajaron con sus rostros descubierto y apuntando desde el inicio a sus “presas”. Los hoy occiso intentaron mediar palabras con los gatilleros pero no hubo tregua en el asunto, tras precisarlos les dispararon sin piedad.

Al menos tres tiros recibieron cada uno en la cabeza. Perdieron la vida de forma inmediata y quedaron en el puesto del chofer y del acompañante.

Cuando llegó la comisión de la Policía del Estado Bolívar (PEB) la escena estaba fresca, aún corría la sangre y las puertas del vehículo estaban abiertas, tal y como la dejaron los sicarios antes de emprender su plan de escape.

Se desconoce de dónde venían los fallecidos pero se presume que sus adversarios venían siguiéndolos de algún sitio o alguien los “entregó” para que los liquidaran. Para el momento de las pesquisas todo estaba en perfecto orden, no se hallaron rastros de robo por lo que se indicó como móvil preliminar: la venganza.

Las víctimas respondían a los nombres de Julio Argenis Parra Coronel, de 25 años, quien presentó registros policiales; y Osyiker Yoldreth Castillo Santamaría, de 30.

Averiguaciones

Los agentes del Eje de Homicidios incautaron cuatros casquillos de bala 9 milímetros en la escena del doblete y recuperaron el vehículo. La misma noche del domingo se desplegaron por la zona para rastrear a los autores.