Dos muertos en la “calle del hambre”

0
148

Nuevamente la sangre tiñó de rojo las calles de la ciudad. Parece normal que cada día una familia tenga que decirle adiós a un ser querido, y es que las cifras en materia delictiva van aumentando a pasos agigantados.
En esta oportunidad, la tragedia se hizo presente en la popular «calle del hambre» de Unare, un lugar bastante concurrido durante los fines de semana, y en el que las historias van de local a local y de esquina a esquina.

LOS HECHOS
Cuando el reloj marcaba aproximadamente las 3:30 de la mañana, un grupo de personas se encontraban comiendo en uno de los locales del mencionado lugar. Al terminar sus platos, decidieron marcharse sin sospechar que el grupo que estaba sentado al lado de ellos, irían tras sus pasos.
Cuando cruzaron la calle, fueron interceptados por desconocidos entre a Aceros Unare y una construcción que se encuentra al lado. Esto generó una discusión, que para muchos de los presentes, era una echadera de broma entre panas, sin pensar que se avecinaba la tormenta.
Tras este breve intercambio de palabras se escucharon unas detonaciones que estremecieron el lugar. Tras este momento caótico, los resultados fueron nefastos: dos muertos y un herido. Estos fueron identificados como Manuel Avendaño Mocaris, Estrada de Jesús Tremaria y Yorvis Aparicio, quien resultó herido en una pierna.
Se pudo conocer por medio de testigos, que uno de los fallecidos recibió un disparo a quemarropa, mientras que el otro, tuvo su trágico deceso al intentar calmar las cosas. Además, uno de ellos, tuvo sus encontronazos con la ley, ya que estuvo implicado en un caso de desvalijamiento de autos.

QUEJAS DE LOS COMERCIANTES
En un recorrido por la zona, pudimos constatar el enojo de los propietarios y empleados de los locales comerciales que hacen vida ahí. Para nadie es un secreto que esta calle se ha convertido en un punto para continuar las rumbas.
Música a todo volumen, consumo de drogas y bebidas alcohólicas, gente armada, inclusive, piques de cauchos. Contra todo este arsenal deben luchar prácticamente todos los que transitan por el lugar, además de quienes laboran en el mismo. Todo esto ante la mirada indiferente de los cuerpos policiales.
En palabras de Joan Macías, representante de Asocivia (Asociación Civil Alta Vista), el problema radica en que la policía permite que ocurran todas estas cosas. «Por aquí pasa una patrulla y no pasa nada».
Señala que se han acercado a diferentes autoridades para intentar solventar esta problemática, pero el esfuerzo ha sido en vano.
Recuerda que la idea era crear una especie de corredor turístico, para que la gente pudiera ir a comer tranquilamente, sin embargo, la zona se ha convertido en una zona completamente anárquica.
«Esto era una calle del hambre muy tranquila, pero ves ese desastre y te vas. Aquí antes venían familias con niños a comer y ya no vienen. Pasa la policía y piensan, me voy porque soy uno y ellos son muchos».
Concluye haciéndose unas preguntas, que a su vez muchos se harán. «¿Cuánto muertos más tienen que haber aquí para que la policía tome acción y saque a la gente? ¿O es que la policía no puede sacar unos carros que están distorsionando el orden público