Dos muertos y tres heridos dejó balacera en Upata

0
271

Eran aproximadamente las 6:20 pm de este viernes cuando un grupo de amigos decidieron ingerir bebidas alcohólicas en las afueras de la licorería Los Pijiguaos, ubicada en la calle Miranda del sector Coviaguard de Upata. Al paso de los minutos varios sujetos fuertemente armados descendieron de una camioneta marca Chevrolet, modelo Blazer, color rojo y empezaron a dispararle al grupo de amigos arrojando el saldo de dos muertos y tres heridos, dos de ellos de gravedad.

LOS HECHOS

Luis Fernando Enríquez Patiño, de 20 años de edad y su amigo Antonio José Bonalde, también de 20, decidieron enrumbarse hacia la licorería del sector Coviaguard para ingerir bebidas alcohólicas. Junto a ellos estaba otro grupo de amistades y conocidos, pues la licorería se ha convertido en un sitio concurrido por los habitantes de la zona.

A los minutos de haber llegado al sitio, apareció una camioneta roja de donde descendieron varios sujetos portando armas de fuego. «Vi cómo se bajaron de la camioneta los tipos. Uno de ellos era un hombre de contextura delgada y muy alto portando un arma de fuego, fue en ese momento cuando todos empezamos a correr», relató uno de los testigos presenciales del hecho.

TIROTEADOS

Sin mediar una sola palabra los asesinos empezaron a dispararle al grupo de amigos. En su instinto de salvaguardar sus vidas, todos empezaron a correr por el sector, pero eso no evitó que los asesinos persiguieran a Luis Enríquez y Antonio Bonalde, quienes fueron acribillados al recibir más de ocho impactos de bala cada uno.

HERIDOS

Por este hecho quedaron heridos Jairo Yépez, de 18 años de edad, con tiros en el pie derecho y región temporal derecha; Ismael José Talí, alias «El Cruzado» de 29, con un balazo en el brazo derecho y un adolescente de 17, con tres disparos en el pectoral derecho y de quien se rumora falleció, más sin embargo esta información no ha sido confirmada. Todos permanecen recluidos en el hospital Gervasio Vera Custodio, Upata.

SE PRESUME VENGANZA

Según información extraoficial se conoció que al parecer los fallecidos tenían cuentas pendientes con integrantes de otras bandas que operan en el sector Hipódromo Sur de Upata, pero serán las investigaciones del Cicpc las encargadas de esclarecer este crimen.