Durante 38 años fue juez sin ser abogado: Julio Vahlis Lanz

0
261

Próximo a cumplir 80 años de edad, de Julio Vahlis Lanz se recuerdan momentos en que la administración de justicia contaba con hombres de pulcra responsabilidad en el ejercicio de sus cargos, y precisamente este personaje, quien sin ser abogado se desempeñó como juez del municipio durante 38 años, demostró responsabilidad y ética en la profesión; siendo al mismo tiempo un ejemplo para los demás.

Se inició en el área de la justicia en el año 1953, cuando en su juventud, se solicitaba en la prefectura de Tumeremo, un escribiente, que supiera de mecanografía, capaz de asistir a la masa social que concurría a diario a la llegada de la identificación en el pueblo.

Seguidamente, luego de unos casi 3 años en su labor, se le ascendió al puesto de secretario en la parroquia El Dorado y en el municipio el Tumeremo donde «existía la autonomía en el tribunal, siempre siendo éticos en tiempo de dictadura» mencionó. En 1959 se le otorga el cargo de Juez, primeramente en El Dorado, luego en El Callao y después en Tumeremo, donde se jubila.

Al preguntarle a Vahlis su opinión referente a la administración de justicia en aquel entonces y la actual, señala que todo es diferente, puesto que hay códigos y leyes nuevas que en muchos casos ayudan a aplicar justicia y en otros desvirtúan la interpretación de cualquier juez que trata de hacerlo. Igualmente, dice que hay leyes que han sido eliminadas, las cuales ayudaban a la sociedad, aplicando la justicia, cómo en el caso de la Ley de Vagos y Maleantes donde era una alternativa para los delitos menores, en contra del hacinamiento penitencial.

«Los jueces de mi época tenían plena autonomía y a través del tiempo se ha venido perdiendo, mientras esto ocurra, no tendremos una verdadera justicia social. En consecuencia, hago un llamado a las nuevas generaciones que egresan de las universidades para que se preparen mejor en el campo jurídico. A los gobiernos de turno, deben delegar mayor autonomía para que el ejercicio de la toma de decisiones, se hagan en alguno de los casos que se traten cualquier delito (…) La justicia debe ser imparcial en su aplicación y debe ejercerse con mucha ética, para no dañar la integridad de cualquier ciudadano. El que cometa delito, y se le compruebe el mismo, debe castigarse; el que no lo haga debe absorberse», expuso Vahlis.

TRABAJADOR INCANSABLE

Julio Vahlis Lanz, es casado con Sonia Gourmeitte De Vahlis desde hace unos 42 años. Es padre de 6 hijos: Eduardo, Marisol, Mónica, Pedro, Julio y Miguel.

Luego de su jubilación como juez en el año 1991, Vahlis se dedica a la ganadería siendo un calificado dirigente gremial, representando al sector, en diferentes oportunidades y logrando los beneficios para su pueblo natal, Tumeremo, siendo presidente de la Asociación de Ganaderos, y un trabajador intachable ante la sociedad.

Participó en la creación del municipio Sifontes, donde realizó un extenso trabajo conjuntamente con nativos de esa población. También fue miembro fundador de la logia «Guillermo Torres», junto a Rafael Antonio Velásquez, entre otros, allí se destacó como Venerable Maestro.

Fue fiel admirador de Leopoldo Sucre Figarella, su paisano, con quien compartió muchas vicisitudes a favor de esa región sureña, logrando muchos beneficios para su pueblo. De ahí Vahlis, recibe el reconocimiento de su tierra natal, como un hombre trabajador apegado a su familia gozando de una gran popularidad y respeto de toda la sociedad.

COMPARTIR CON AMISTADES

Hoy cuando se residencia en Puerto Ordaz, justamente dónde cumplirá sus 80 años el día 17 de febrero, aprovechará la oportunidad para invitar a todos sus amigos a un compartir en la finca de su hijo Pedrito, en el sector San Jacinto, para recordar aquellos momentos de su adolescencia y disfrutar con todos sus amigos y familiares de un momento de grata recordación.