Economía venezolana está en plena anarquía

0
135

«El Gobierno nacional es el gran cómplice de Dólar Today». Así inició sus declaraciones el economista Braulio Merino Alonso, al referirse a los continuos incrementos del valor del dólar americano y la subsiguiente devaluación del bolívar.

«Por mucho que el Gobierno hable», expresó, «la realidad es que el valor de referencia utilizado es el que impone Dólar Today, que se ha convertido en una mafia especulativa, apoyada por medidas que el Gobierno aplica, y que lejos de combatir la especulación, lo que hace es fortalecerla».

A juicio de Merino, el anuncio del Presidente Maduro, de que no habría más dólares para los empresarios afiliados a Fedecámaras, «con lo cual obliga a estos a acudir al mercado negro, fortaleciendo la posición del dólar y estimulando la devaluación».

«Lo que el Presidente debe hacer es liberar las transacciones en moneda extranjera y con ello el valor real del dólar lo impondrá el Gobierno, al intervenir el mercado con los dólares de la venta petrolera y no Dólar Today», indicó el economista, ya que pareciera que en el fondo lo que hay es complicidad y estímulo para «que unos pocos vivos se enriquezcan especulando y el pueblo pague las consecuencias.

«Venezuela está viviendo un proceso en el que la anarquía domina el mercado, en el cual los precios justos están basados en un costo irreal, establecido y fijado por Dólar Today que es el que impone el valor referencial, y el Gobierno, lejos de tomar medidas serias, pierde el tiempo en hablar de escenarios de guerra económica que no es más que el resultado de medidas infantiles en política monetaria».

Para Merino, este no es momento de ideologías, sino de pragmatismo.

«El Presidente tiene que tomar decisiones ya, porque el asalariado y quienes tienen ingresos fijos, están llegando al límite. Hoy es muy difícil comprar un par de zapatos con el ingreso mínimo estipulado, y mucho menos llegar a fin de mes con la diáspora de precios que está aplastando a la economía venezolana».

Analiza que si el Gobierno es el único exportador; tiene el poder de determinar el valor del dólar al intervenir el mercado cambiario, y el ingreso procedente de la venta de esas divisas sería íntegramente destinado a programas de desarrollo nacional.

«Sin embargo, al venderlas reguladas a un grupo de empresarios, solo beneficia a estos porque ellos las comercian en el mercado negro, o sea el Gobierno está haciendo el papel de ‘pajarote’ al colaborar con bandas que se dedican exclusivamente al negocio de la venta de divisas».

Merino enfatizó que el problema en Venezuela hoy no es el modelo político, ni siquiera es optar entre Capitalismo o Socialismo, sino establecer un modelo que imponga la justicia y eso se logra defendiendo el valor de la moneda y el salario real de los trabajadores.