Edgar Campos recibió ayuda y asesoría legal

0
114

Once días postrado en una cama sin comer lleva Édgar Campos, un extrabajador de Carbones del Orinoco C.A (Carbonorca), que fue despedido por movilizar una máquina fuera del horario de trabajo.


Aunque la situación irregular ocurrió hace un año y medio, y ha llevado el caso hasta la sede de la Inspectoría del Trabajo, en Puerto Ordaz, no ha obtenido respuestas positivas.

En vista de la negativa, decidió colocarse en «huelga de hambre» para exigir el ingreso fijo a la nómina por ser un enfermo ocupacional.
Excompañeros de labores de Campos se sumaron a la protesta pacífica con el objetivo de hacer el llamado al presidente de la Corporación del Aluminio, Ángel Marcano, para que tome un poco de consciencia.

Al lugar donde pernocta asistió el abogado Edwin Salas, quien de manera gratuita ofreció brindarle su ayuda. El jurista, con amplia experiencia en materia laboral, detalló que «Campos es un enfermo ocupacional que presenta diabetes, hernias umbilicales y otras enfermedades que fueron adquiridas durante sus 18 años, y la empresa estaba consciente de su estado de salud».

 

INSPECTORIA VICIADA
El abogado señaló que actualmente lleva 18 casos de este tipo y todos son pertenecientes a las empresas del hierro, acero y aluminio.
«Yo creo que la inspectoría se encuentra viciada, pero prejudicialmente hay otras cosas que reclamar. A Campos le presentaron una calificación de despido y los organismos laborales, no tomaron cartas en el asunto».

Por esta razón, estudiará el expediente y tomará acciones legales contra la empresa, para responder por la integridad física del exempleado porque están jugando «a la gallinita ciega».