Educación y nutrición juvenil pasan a ser grandes prioridades

0
2230

El Ing. Teolindo Yánez, ex presidente de Sidor y uno de los expertos en metalurgia y gerencia industrial de mayor prestigio en la región, llama la atención sobre estos aspectos, a la hora de reconstruir el polo de desarrollo que es Guayana.

En medio de ardorosos debates sobre la necesidad de aplicar cambios sustantivos en la vida venezolana, tomando como punto de partida aspectos como el socio-cultural, político, económico y hasta sistémico Constitucional, voces de reconocida solvencia y capacidad académica, profesional, técnica y valorativa de la cotidianidad, se elevan por encima del ruido característico de nuestras dolorosas e innegables deficiencias, carencias y miserias, para orientar y asomar senderos y caminos a seguir, ahora que la República vive estertores casi agónicos, que llaman la atención del mundo, en especial de las grandes sociedades democráticas, desarrolladas y en vías de desarrollo, de éste y de otros continentes.

Una de esas voces autorizadas, técnica y moralmente, es la del Ing. Teolindo Yánez, ex presidente de Sidor, del Colegio de Ingenieros de Venezuela Seccional Ciudad Guayana, de la Sociedad de Ingenieros Metalúrgicos, experto del IESA y Manages Consultor, quien sostiene que “la educación y la nutrición de nuestros niños y jóvenes”, hoy día agobiados por el hambre, la ausencia de medicinas y el abandono generalizado, pasar a ser “grandes prioridades”.

-Hago énfasis en el nivel educativo –argumenta- pues es urgente,  desde el propio inicio de la reconstrucción del país, romper el círculo vicioso que tenemos sobre la educación, e iniciar lo que siempre he llamado,  el círculo virtuoso de formar y educar a buenos niños y jóvenes, buenos y bien pagados maestros,  buenos padres, buenos ciudadanos, buenos políticos, buenos empresarios, buenos líderes y buenos gerentes para actuar en este siglo y en las condiciones que les tocara vivir  a nuestros hijos y nietos en los próximos 30 años, época de grandes definiciones y de muchos riesgos, si no nos preparamos.

Para el Ing. Teolindo Yánez, “hay que aprender de los programas educativos que se están haciendo actualmente en países como, Japón, Finlandia  y España, para poner pocos ejemplos y adaptarlos a nuestro entorno, pues sin la educación no tendremos visas ni pasaportes al futuro. Sin un cambio permanente en el sistema educativo, siempre será posible caer de nuevo en la tentación de un régimen autoritario, demagogo y un gobierno de  ignorantes y resentidos, como lo  tenemos actualmente”.

 Apuntó finalmente que consideraba fundamental, llamar la atención sobre el hecho de que“existe un gran sector de la población, que actualmente no tiene más de 17 años, que presentan severas deficiencias nutricionales y eso representará, hacer un esfuerzo adicional para la educación especial que necesitaran esos niños y jóvenes, que nacieron y han crecido con el régimen y tomarlos en cuenta, pues la responsabilidad de lo que han pasado es nuestra y debemos encararla con firmeza y sin titubeos”. Nobel Medrano Matos