Edwin León: Me verán ganándome un Grammy

0
87

La música, definitivamente, le cambia la vida a cualquiera. La melodía de cada canción es como especie de un relajante que te permite olvidar hasta lo más mínimo, sea bueno o malo. Con esto coincide Edwin León, un joven guayanés que desde los 12 años se dejó cautivar por el arte sonoro cuando escribió su primera canción.

No solo canta, también baila y compone. A sus 19 años, cuenta con un repertorio bastante amplio. Aun cuando no ha tenido la asesoría de un profesional que guíe su carrera. Él solo emprendió este camino que lo ha llevado a recorrer la ciudad en diferentes presentaciones.

Perteneció a varias agrupaciones locales, pero un día supo que sus dotes artísticas las desarrollaba mejor como solista. «Me encanta soñar y sueño con ser un gran artista». Afortunadamente no ha estado solo: sus padres, sus amigos y algunos cercanos lo han aupado a seguir en este mundo, no cabe duda que creen en su talento.

Llegó cantando y se fue cantando (de la redacción de este diario). Es un indicio de que así se pasa la vida. O al menos, parte de sus días. Artistas como Lady Gaga y Justin Bieber o Justin Timberlake gozan de su admiración. Probablemente, se vea reflejado en el trabajo que han hecho estos ídolos juveniles, pero Edwin reitera que tiene su propio estilo.

«Me gustan todos los géneros, pero lo mío es el pop electrónico. También hago algo de reggaetón y merengue, y algunas fusiones, pero eso lo dejo para los espectáculos. A la gente hay que darle lo que pide, y la gente pide: eléctrico».

Dama guapa es su primer sencillo, producto musical que suena actualmente en las emisoras guayanesas. La musa fue su exnovia, con la que inició «una bonita amistad» y luego terminó enamorándose. Al menos, así lo cuenta el joven recordando ese «añorado» pasado.

VA POR EL GRAMMY

Su propuesta musical ofrece «rumba», pero también momentos de calidez emocional, «porque reflexionas, piensas mucho en el amor y valoras más tus sentimientos», asegura. Pese a dedicar tiempo para componer, ensayar y preparar su gira promocional, Edwin también cursa cuarto semestre de Comunicación Social en la Universidad Bicentenaria de Aragua, cuya sede se ubica en San Félix. «Congelé el semestre para ordenar algunas cosas en mi vida, pero voy a continuar».

El novel intérprete se siente «feliz, muy feliz» con lo que ha logrado hasta ahora. Su norte está claro: triunfar. Aunque confiesa que le molestan «un poco» los comentarios de sus vecinos, afirma que son su inspiración porque lo motiva más a seguir luchando por la meta que se trazó. «Me dicen cosas, se burlan de mí, me echan broma cuando ensayo, aunque en el fondo crean en mí, pero no les paro. Sé que algún día me verán ganándome un Grammy».

COMPROMISO Y HUMILDAD

Edwin León es criollito. Nació y ha creció en Brisas del Sur, comunidad popular de la Ciudad Guayana. No lo niega, como lo harían otros, por no ser este un lugar «caché». Aunque reconoce que no es el barrio más seguro, insiste en que hay mucho talento que se debe aprovechar y que por falta de recursos no han podido progresar. Para sostener su carrera musical, el joven abrió un puesto de comida rápida, que es atendido por él mismo, y las ganancias las destina a su formación como cantante. Su deseo por alcanzar el éxito está enmarcado en sus ganas de convertirse en una gran estrella a medida que vaya perfeccionando su técnica. Y no está lejos de alcanzarlo si mantiene su compromiso. Al menos cuenta con algo esencial: la humildad.