EEUU retiró la visa a 32 venezolanos, entre ellos 16 familiares de funcionarios del Gobierno

0
97

La cantidad de venezolanos a los que Estados Unidos les suspendió visas ascendió a 56 con la ronda de sanciones anunciada esta semana, según pudo conocer The Associated Press.

Un funcionario público, conocedor de los detalles de la medida, dijo a la AP que la suspensión de visas anunciada esta semana por el Departamento de Estado afectará a un total de 32 personas.

El funcionario, que solicitó el anonimato porque los reglamentos de su despacho le impiden hablar con periodistas, dijo que los 32 sancionados incluyen a siete funcionarios acusados de violar derechos humanos durante las protestas callejeras, que dejaron 43 muertos el año pasado en el país sudamericano y a otros nueve funcionarios acusados de incurrir en actos de corrupción.

Del grupo de 32 hacen parte 16 parientes directos de estos funcionarios.

The Associated Press solicitó el martes detalles de la medida al Departamento de Estado, pero no lo obtuvo de manera inmediata.

Los 32 sancionados la víspera se suman a los 24 funcionarios venezolanos a los que Estados Unidos suspendió la visa en julio pasado.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, repudió el anuncio y afirmó que no acepta imposiciones de ningún gobierno extranjero.

Este martes el Gobierno de los Estados Unidos emitió un comunicado, en el que informaba de nuevas sanciones contra funcionarios acusados de corrupción y violaciones de derechos humanos.

Durante la emisión, el presidente Nicolás Maduro se encontraba ofreciendo un discurso en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en donde aseveró que hay que investigar a quienes firman ese comunicado donde piden que Venezuela sea declarada «un narcopaís» y calificó el hecho como un acto de «traición a la patria».

Maduro dijo, además, que «es necesario un dictamen, una opinión, una orientación» del TSJ en relación «a las pretendidas sanciones legales aprobadas en el Congreso de los Estados Unidos» y pidió al máximo tribunal que se declare en defensa de la soberanía «y en contra de cualquier intento de golpe de Estado o de destrucción de la constitucionalidad».