Ejecutivo de constructora brasileña confesó que pagó sobornos a Petrobras

0
95

Sao Paulo.- El vicepresidente de la constructora Camargo Correa, Eduardo Leite, confesó a la Fiscalía que la compañía pagó 110 millones de reales (USD 36,1 millones) en sobornos a directivos de Petrobras, inmersa en el mayor escándalo de corrupción de la historia de Brasil, según publicó este sábado la prensa local.

Las coimas que relató Leite, que colabora con la justicia a cambio de una reducción de su futura condena, se extendieron entre 2007 y 2012.

La constructora Camargo Correa es una de las empresas que supuestamente sobornaba a directivos de Petrobras para poder manipular licitaciones y cobrar sobreprecios en las obras. Así generaban un flujo de dinero negro que enriquecía a quienes formaban parte de la confabulación y financiaba a agrupaciones políticas.

Para Leite, camuflar el valor de los sobornos en los contratos de Petrobras era «muy fácil», ya que los presupuestos se elaboraban con poco rigor y la estatal aceptaba una variación de hasta el 20% por encima de lo estipulado para la realización de las obras, según su declaración a la Fiscalía recogida por el sitio de información G1.

De esta manera, el 1% que Camargo Correa dedicaba al pago de las coimas pasaba fácilmente inadvertido en las cuentas.

La magnitud del escándalo, que involucra a senadores, diputados y gobernadores, ha sacudido institucional y políticamente a Brasil. El pasado domingo casi 700.000 brasileños indignados por la corrupción en Petrobras se manifestaron contra el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff en 208 ciudades.