Ejecutivo y universitarios en discusiones

0
125

Representantes de profesores, obreros y demás trabajadores del sector universitario instalaron ayer la mesa de discusión de su segunda Convención Colectiva, en un debate que incluye al ministro para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, Manuel Fernández.

Fernández ratificó el interés del Gobierno nacional de avanzar en la discusión y llegar a un pronto acuerdo con los profesores y trabajadores y agregó que «a este proyecto de país, a los que estamos aquí, nos interesa tener un acuerdo en el plazo más breve posible».

«Aquí se irá integrando quien sea necesario para que la mesa tome la fuerza y dinámica que debe tomar», añadió el ministro y reconoció el esfuerzo que han hecho gremios y Gobierno para «construir la conversación con todos».

El pasado 15 de abril de este año 2015 trabajadores universitarios de todo el país y sindicatos consignaron ante la Asamblea Nacional el proyecto de la segunda Contratación Colectiva Única 2015-2016 de los Obreros, Empleados, Profesionales, Jubilados, Pensionados, Profesores y Tercerizados, el cual ampara a 200 000 trabajadores de las universidades, entre profesores, empleados administrativos y obreros de todo el sistema.

Dicho proyecto incluye un aumento salarial en cinco fracciones: 20 % en mayo de 2015, 20 % en septiembre de 2015, 15 % en enero de 2016, 15 % en mayo de 2016 y 15 % en septiembre de 2016, más el 30 % de retroactivo anunciado por el Presidente el pasado 1º de mayo, lo cual suma un incremento de 115 %, similar al que recibió el profesorado en 2013.

El proyecto establece un ajuste de acuerdo con la tabla de sueldos de trabajadores docentes y de investigación, como es el caso de las siguientes categorías: instructor (ya sea de dedicación exclusiva, tiempo completo, medio tiempo o tiempo convencional); asistente, agregado, asociado y titular de dedicación exclusiva (que sería la máxima categoría); además de los docentes auxiliares.

La nueva convención reconoce la labor de los trabajadores administrativos para quienes proponen un aumento con las mismas fracciones y según los niveles de su cargo.

En el caso del personal obrero, igualmente, se plantea un incremento tomando en consideración su cargo correspondiente a los niveles uno, dos y tres.