“El adversario del Gobierno es su desempeu00f1o econu00f3mico”

0
39

Caracas.- Actualmente, el chavismo es la única fuerza política que crece electoralmente y de cara a los comicios del 6 de diciembre se consolida como la opción que prefiere la mayoría del país, señaló este domingo el analista político y presidente de la encuestadora Hinterlaces, Oscar Schemel.


“El chavismo en este momento es el único factor electoral que está creciendo, la oposición se ha estancado e incluso está perdiendo en algunos circuitos”, mencionó en el programa dominical José Vicente Hoy, transmitido por Televen.

Schemel indicó que los postulados de justicia social propios del chavismo actualmente mantienen el apoyo estable del 40% de la población venezolana, mientras que el resto de la sociedad “ha venido estructurando una visión de país similar al legado del presidente Chávez, aunque no se considere chavista”; lo cual da cuenta de una corriente ideológica que se ha convertido en parte de la cultura y la identidad nacional.

“Más del 70% de los venezolanos cree en una economía mixta, en un Estado fuerte, regulador, en una sociedad igualitaria, la mayoría se definen socialistas y humanistas, tienen una valoración positiva del presidente Chávez en su momento. Es decir, el país es chavista, es cultural y políticamente chavista, porque comparte las tesis fundamentales del legado del comandante Chávez”.

Votos vs curules
En cuanto a las proyecciones para los comicios del 6D, Schemel ofreció sus consideraciones con base en los resultados de la mediciones de Hinterlaces, que reiteradamente ha dado estimaciones acertadas acerca de los procesos electorales en Venezuela, e indicó que resulta incierto, errado y manipulador realizar encuestas basadas exclusivamente en la posible cantidad de votos nacionales, puesto que en realidad son 87 elecciones las que se van a realizar, una por circuito.

“El cambio al que aspira la mayoría de los venezolanos no es a un cambio de modelo sino a una rectificación del modelo de inclusión. De alguna manera estamos viendo la concreción de consensos nacionales”.

“Estamos observando”, prosiguió Schemel, “que la crisis económica ha tenido impacto sobre las expectativas y demandas de la población, que se cierra un ciclo de luchas y que hay ahora demanda de estabilidad, orden y eficacia. En este contexto está surgiendo un nuevo sujeto social histórico que es chavista”.

Chavismo se debilita
“El chavismo con Maduro se ha debilitado dramáticamente”, sostiene Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, subrayando que el presidente “no es un líder carismático” como Chávez.

Maduro no disfrutó la luna de miel que suelen gozar los presidentes recién electos. Su gobierno tuvo un arranque convulso en abril de 2013: la oposición impugnó el triunfo y la crisis económica arreció, si bien los precios del crudo empezarían a desplomarse un año más tarde.

Desde entonces, su popularidad comenzó a descender hasta el actual 22%, según Datanálisis.

Sin un liderazgo fuerte ni acciones efectivas para reanimar la economía, es inevitable que los chavistas sientan que Maduro “ha deteriorado el legado” de su predecesor y haya divisiones porque se ven en desventaja electoral por primera vez, observa León.

Pero el presidente, que asegura tener un “voto duro” para ganar los comicios, se ha comprometido a mantener los programas sociales en los cuales el chavismo ha basado su apoyo, aún con la caída del precio del crudo. 

Chavismo no madurista
Para Luis Vicente León, un amplio triunfo opositor en las legislativas podría dar origen a un “chavismo no madurista” tentado a cambiar al mandatario antes de que culmine su período, y tener posibilidad de victoria en las presidenciales de 2019.

Por lo pronto, viejos colaboradores de Chávez, como la exministra Ana Elisa Osorio, advierten que el gabinete de Maduro tendría que renunciar si el oficialismo es derrotado en las parlamentarias.