El Barba Roja de Chirica

0
88

El defensor del gobierno y no del pueblo atraviesa sus glamorosos labios retocados en las pantallas de todos los TV nacionales para abofetear la verdad diciendo que en Venezuela los saqueos son provocados por grupos opositores que buscan el bochinche para derrocar a este sólido gobierno cívico – militar (creo que va quedando lo segundo y a duras penas dolarizadas) en virtud del desespero de las parlamentarias.

Te cuento abogado. La AN la gana la oposición de calle, no por lo buena que es la oposición, sino por el estruendoso fracaso y colapso de un gobierno inmoral como el actual. Quedó claro que este equipo de gobierno violó todas las banderas ideológicas con las que alcanzó el poder. Y no me pondré histórica. El abogado sostiene en defensa del gobierno la misma perorata importada, aprendida desde hace ya 15 largos y enfermizos años, «que todo mal es provocado por la oposición». Ya suena pueril el argumento.

¿Será que el abogado éste nunca se ha parao en una cola por horas, con sol a buscar comidita a precios regulados? ¡Claro que no! ¡Se le nota! Ningún venezolano que haya enfrentado la terrible escasez y las largas horas de plantón inducido se lo creería. No manito, los estallidos en los mercados son generación espontánea.

Claro, el gobierno manifiesta que la cólera del pueblo es inducida porque cada ladrón juzga por su condición. Expertos en el gobierno saben cómo alborotar al pueblo, generar conflicto, dar golpe de Estado, conspirar, engañar, asesinar por el poder ¿No? No saben nada de heurística, hermenéutica y demás métodos para arrancarle el pescuezo a la mentira en segundos. El pueblo sabe; sabe que estos defenderán sus reales y sus comodidades a cualquier precio. Están claros. Pero el pueblo está harto de tanta pobreza, mentira y fraude general. Los reto, párense en una cola y hable sapos y culebras del gobierno, de sus personajes, del inmortal. Los reto a que me consigan una sola persona que salga, públicamente, en su defensa. NO sale nadie porque, manito, esta fue la revolución de los mega dólares, de la mayor fortuna dilapidada en la historia de Venezuela toda. Cuando los economistas escribamos la verdad, no habrá forma de no aterrorizarse por que el pirata Barba Roja quedará como un bebé de pecho al lado del saqueo militar – cívico ocurrido de forma constante en Venezuela.

El conflicto terminado en «dame lo mío en Chirica», Valencia, Puerto Ordaz, Zulia, Aragua, Lara y demás lugares censurados, es sólo el tapón de un tonel de pólvora social que alcanza su nivel de calentamiento óptimo. El triunfo de la oposición en la AN va, tanto como la gente está harta de la humillación. Chirica quedará en la historia, se lo digo yo, porque me leí al Barba Roja.

fifina12@gmail.com