El copiloto del vuelo de Germanwings sufría una severa depresión

0
76

Debido a una fuerte depresión, Andreas Lubitz, quien sería el copiloto del Airbus A320, avión de la aerolínea alemana Germanwings siniestrado el pasado martes, era una paciente psiquiátrico, y se encontraba de licencia médica hasta el día del fatal hecho, según declaraciones del cuerpo de investigaciones del caso.

El hombre de 28 años habría ocultado la información para poder seguirse desempeñando en su labor, en la que todos coinciden era muy bueno y estaba 100% certificado para volar.

Según información del diario The Times, el copiloto tenía una fuerte «crisis existencial» lo cual provocó la depresión en la que se encontraba inmerso el día del viaje.

El presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, había afirmado el pasado jueves en rueda de prensa que Lubitz tuvo una «interrupción» de varios meses en su etapa de formación por una baja médica, sin especificar de qué se trataba por el «secreto médico».

El cuerpo de investigaciones, por su parte, tras revisar minuciosamente la casa del sospechoso y la de sus padres, ha comunicado que encontraron «algo» que podría ser una pista importante para resolver el caso, pero que en su momento lo revelarán.

«Hemos encontrado algo que va a ser trasladado para su análisis. No podemos decir lo que es, de momento, pero podría ser una pista importante para saber lo que ha pasado», dijo el portavoz de la Policía de Dusseldorf Markus Niesczery