El diario El Impulso, se queda sin papel

0
208

La Corporación Maneiro informó que «no tiene inventarios» para atender el suministro de papel para el diario larense El Impulso, profundizando «la incertidumbre que ya existía en la empresa, ante la inexplicable demora para atender las numerosas solicitudes de cotización de esta casa periodística», señala el medio en una nota insertada en el portal web.

Señala más adelante que el presidente de la empresa editorial, Carlos Eduardo Carmona, considera que es su obligación, que todos los que de una u otra manera tienen nexos con el quehacer de la empresa, estén debidamente informados de lo que está aconteciendo con el suministro de insumos, para poder continuar informando a los larenses y al país.

De acuerdo con lo expresado por el grupo Maneiro, que tiene en sus manos el control total de la distribución de papel periódico, para finales de la próxima semana será cuando, probablemente, atraque un barco que transporta este insumo imprescindible para poder mantener la operatividad de la empresa y que se nos informaría «oportunamente» si tendrían el papel para este diario y en cuál cuantía.

«Esta información de los voceros de la Corporación Maneiro, lejos de traernos tranquilidad, nos genera mucha inquietud, sobre todo cuando todo el país ha podido darse cuenta que los medios oficiales, que son distribuidos gratuitamente con fines de evidente proselitismo político, continúan circulando sin ningún tipo de contratiempo, contando con los insumos que requieren, los cuales al parecer les son suministrados en forma oportuna y en cantidades suficientes, pero para la prensa independiente, no hay garantías», señaló Carmona.

Por otra parte, agregó que contrariamente a la actitud que han tomado los vecinos de Colombia, ante la crisis de la libertad de expresión en Venezuela, ofreciéndoles su solidaridad y prestándoles apoyo, incluso con la dotación de papel, en el país la mayoría de los medios, salvo contadas excepciones, mantienen una indiferencia total ante estos acontecimientos, de los cuales parecieran que están exentos.