El éxodo jamás registrado se espera para 2070

0
59

El Instituto de Postdam ha pronosticado un aumento del nivel del mar de 1 metro de altura para este siglo. Lo que significará para un país como Egipto, donde doce millones de personas viven en las inmediaciones del delta del Nilo, que con un aumento tan sólo de la mitad, es decir, de 50 cm., toda esa población tendría que trasladarse al interior del país huyendo de las aguas. Sí la subida fuera de 1 metro, setenta millones de personas en Bangladesh serían las que huirían de las inundaciones.


La OECD, que es la organización para la cooperación y el desarrollo económico, pronostica que para el año 2070 se producirá un aumento considerable de la población en las grandes urbes costeras, con lo que de producirse una subida del nivel del mar de tan solo 50 cm., serían casi 700 millones de personas las que se verían afectadas. ¿Pero qué sucedería de derretirse todo el hielo acumulado en los glaciares, en el antártico y en el ártico? Según la NASA se produciría un aumento del nivel del mar de 70 metros. De descongerlarse tan solo Groelandia, estaríamos hablando de 7 metros. Pero sea cual sea el aumento del nivel del mar, lo que sí es seguro es que se originarán cientos de millones de desplazados y refugiados, es más, podría tratarse del éxodo de pueblos más grande jamás registrado en la Tierra, con los consiguientes conflictos, guerras y enfrentamientos.

Según un estudio de Adena del año 2006, se prevé que entre el 30-60% de la sabana amazónica se convertirá en estepa y la Cordillera de los Alpes mantendrá sus gloriares sólo hasta el año 2070. De producirse un aumento de 3ºC, en los Alpes desaparecerá el 80% de los glaciares. Aunque algunas voces afirman que todo esto sucederá antes de lo previsto. Lo cierto es que los mismos expertos en la materia concluyen que el cambio climático se sucede cada vez más rápidamente.

Un estudio publicado en la revista «The Lancet» venía a decir que en los próximos decenios tendrán lugar enormes olas de calor en Estados Unidos y en Europa. Y especialmente afectadas por esto serán las personas que viven en grandes ciudades, porque viven en zonas más densas de población, y curiosamente aumentarán las enfermedades infecciosas originarias de los trópicos y la proliferación de insectos de otras latitudes.

No obstante, y aunque estemos expuestos sin amparo a un grave desarrollo de los sucesos, existe aún alguna posibilidad a la mano de cualquiera con la que poder contrarrestar una cadena de acontecimientos apocalípticos. Se trata de renunciar al consumo de carne, pues tal como la Organización Mundial para la Alimentación (FAO) ha confirmado, el 18% de las emisiones de efecto invernadero se producen por la ganadería intensiva. Un sector que se halla cinco puntos por encima en el promedio de emisión de todo el transporte terrestre, marítimo y aéreo junto.

 

Además esta reducción del consumo de carne sería beneficiosa para la solución del gran problema del hambre mundial, ya que la mayor parte de la cosecha de cereales se utiliza para la alimentación del ganado, necesitándose entre 7 y 16 kilos de cereal para producir 1 kilo de carne. Pero ¿cuántas personas podrían alimentarse con ese cereal? Por otra parte el consumo de carne es uno de los principales motivos para la tala de selva tropical, ya que aproximadamente el 90% de la superficie talada se utiliza para el cultivo de soja, como zona de pasto o para la obtención de aceite de palma. Pero el número de personas que muere de hambre ha aumentado con respecto al año pasado, se ha pasado de 848 a 923 millones de personas muertas por el hambre o sus consecuencias.