El Gobierno moderno

0
62

Los gobernantes se convierten en coaches que acompañan y apoyan a los ciudadanos

Estamos acostumbrados a que el gobierno sea un grupo de personas que ocupa instituciones públicas para tomar decisiones por los ciudadanos, que están por encima de ellos, que tuercen la Ley y que se ayudan a sí mismos y a sus conmilitones. Pero, los gobiernos modernos son instituciones públicas ocupadas por servidores públicos que atienden a todos los ciudadanos por igual, bajo la Ley.

Estamos acostumbrados a pensar en los gobernantes como proponentes de una ideología que se presenta como superior, que sus ponentes tratan de implantarla y que todos debemos adoptarla. Pero, la modernización nos muestra que no existe una mejor ideología ni una verdadera religión, sino muchas; que sus proponentes no van a abandonarlas y que necesitan respetarse si quieren vivir en paz. Pretender que todos seamos encapsulados en “un solo pueblo, un solo gobierno” es totalitario y reaccionario porque la igualdad impuesta soslaya las diferencias que surgen entre los ciudadanos en la medida que la modernización supone la diversificación de sus labores, intereses e ideologías. Los nuevos gobernantes se presentan como facilitadores de la cooperación y de negociaciones ganar-ganar, preguntándose más cómo nos ponemos de acuerdo que quién tiene la razón. De allí que el Poder Judicial, antes de actuar como juez, debería actuar como mediador y facilitador.

Estamos acostumbrados a pensar en los gobiernos como providenciales y dadivosos; aunque la relación entre quien da y quien recibe sea de dependencia y sometimiento. A medida que las sociedades se modernizan, sus gobiernos dejan de ser providenciales para ser acompañantes. Esos gobiernos dan a cambio de recibir que el ciudadano defina sus metas y se empodere para alcanzarlas.

Estamos acostumbrados a que los gobernantes hablen y que los gobernados escuchen. Pero a medida que las sociedades se modernizan, los gobernantes escuchan y los ciudadanos son los que hablan. Los gobernantes dejan de emitir tantos juicios para convertirse en escuchas activos y empáticos. Se convierten en coaches que acompañan y apoyan a los ciudadanos a encontrar y alcanzar sus propias metas.

@jagilyepes