El kilo de papas es ofertado en dos millones de bolívares

0
1867

Consumidores aseguran que diariamente son incrementado los costos de verduras y hortalizas, por la falta de control y fiscalización de las autoridades.

Comer papas se ha vuelto un verdadero lujo. Quién se imaginaría que el kilo de esta hortaliza alcanzaría los dos millones de bolívares, o los dos mil bolívares Soberanos.

“Da miedo entrar a una feria de hortalizas o supermercado, porque todos los días los precios cambian, pero no a favor, sino en contra del bolsillo de los clientes”, dijo María Betancourt, quien es ama de casa y aseguró hacer “milagros” para rendir la el bono alimentario que percibe mensualmente su esposo.

“La cestaticket es de un millón quinientos, y vea, allí en la pizarra dice que el kilo de papá está  dos millones, eso no es aquí nada más, es en todas partes”, expresó.

 Así como esta guayanesa, son cientos los venezolanos que se llevan diariamente las manos a la cabeza para pensar cómo rendir su dinero y poder asegurar el plato de comida de su familia.

 Tras un recorrido por diversos establecimientos comerciales de Puerto Ordaz se pudo observar que los precios de las verduras y legumbres varían, según el lugar.

En una feria de las hortalizas ubicada en Unare, el kilo de tomate es vendido en un millón 700 bolívares (1700 Bs.S), mientras que  una cadena de supermercados ubicado en el sector Los Olivos, el kilo de este mismo rubro el jueves estaba en un millón 980 mil bolívares (1980 Bs.S).

Otros de los rubros que ha subido de costo considerablemente es el plátano, el cual oscila entre 650 y 700 mil bolívares por kilo.

“Yo usaba mucho plátano para sustituir las arepas del desayuno, ahora ya no me rinde comprarlo porque está muy caro, si compro plátano no compro otras verduras”,  dijo la señora Isabella Pereira, tras salir de un conocido establecimiento comercial de Puerto Ordaz.

Uno de los productos más buscados y adquiridos por los consumidores, es la yuca, pues está entre los más económicos del mercado. El kilo de yuca se consigue entre 150 y 180 bolívares, aunque si el pago se hace en efectivo el cliente podría ahorrarse hasta un 50% o más. Incluso, compradores aseguran que en pleno mercado de San Félix, el kilo de yuca se consigue hasta en 30 bolívares –en efectivo-.

FRUTAS

El costo de las frutas también está por las nubes. Lo más económico es el cambur, este es vendido entre 230 y 270 bolívares dependiendo del lugar, pero en efectivo es ofertado en 70 bolívares por kilo.

El kilo de parchita se consigue entre 750 y 850 bolívares. Igualmente la guayaba oscila entre 800 y  un millón de bolívares. El kilo de lechoza supera los 400 bolívares. En fin, las madres se las ingenian todos los días para llevar a la mesa una bebida refrescante, natural y económica.

FERIAS POPULARES

Según comentaron algunos compradores, una de las alternativas por las que optan algunos guayaneses, es asistir a las ferias populares que organiza el Gobierno, ya que en estas jornadas los productos son expendidos a precios justos, por lo que los padres y madres de familia ahorran considerablemente y evitan caer en las manos de los especuladores.

Piden fiscalización

Los compradores atribuyen que debido a la falta de fiscalización permanente por parte de las autoridades, los comerciantes y bachaqueros hacen de las suyas e incrementan diariamente el costo de los productos, aprovechándose de las necesidades de las familias venezolanas. Ante esta situación hacen el llamado al gobernador Justo Noguera y al alcalde Tito Oviedo a proteger al pueblo de los especuladores. Nancy Suárez Albino //            Nsuarez @eldiariodeguayana.com.ve