El largo camino hacia la libertad

0
58

Al principio parecía imposible llegar hasta aquí. Fueron muchos años duros de tensiones e incomprensiones, de muerte, dolor y persecución. Largas condenas a prisión impuestas en juicios sin las mínimas garantías para los acusados.

Se implantó un sistema discriminante mediante listas, el cual impedía acceder a determinados espacios, recibir ciertos beneficios del Estado o realizar algunas actividades en particular, y por si fuera poco se crearon restricciones para coartar el ejercicio del voto a un sector en beneficio de otro. Se llegó incluso al extremo de diseñar un proceso electoral que otorgaba la mayoría a una parcialidad aun teniendo menos votos que los demás.

 

Por voluntad de sus gobernantes el país fue quedando progresivamente en el aislamiento internacional, pues cada vez eran menores los apoyos y las solidaridades. De forma inexorable se hizo evidente el debilitamiento de la economía, lo cual obligó al poder a enfrentarse a la realidad cruda del descontento popular.

 

Aún estando en esas condiciones tan restrictivas, se logró mediante mecanismos democráticos, que los partidos políticos, prácticamente proscritos, articularan un movimiento para encarnar los nuevos cambios que requieren los pueblos.

 

En circunstancias tan apremiantes y difíciles, ha privado la voluntad pacífica y democrática de un país decidido a ser libre. Encontraron la llave del futuro en un sistema legislativo que funcione efectivamente, mediante un trabajo mancomunado que permita realizar las reformas donde sea necesario, hasta la instauración de un nuevo sistema basado en la igualdad de derechos y oportunidades para todos.

 

Esto es lo que pasó en Sudáfrica gracias al impulso de Nelson Mandela y otros líderes. Ellos han comenzado a andar el camino de la reconciliación, la verdad y la justicia. Hoy quisiera pensar que es este el comienzo del fin, pero tal vez es solo el fin del principio.

 

En momentos tan trascendentes para nosotros, homenajeamos hoy a Nelson Mandela, quien dedicó su esfuerzo a sus hijos, nietos y bisnietos; y a todos sus amigos y compañeros sudafricanos, en cuyo coraje, determinación y patriotismo encontró siempre su fuente de inspiración.

@FTorreChalbaud