El paludismo cobra 7 vidas en Brisas de Macagua

0
1140

Los habitantes de la comunidad cerraron la avenida y denuncian la desatención gubernamental.

“Murió en agonía temblando por la fiebre en su cama”, relata uno de los residentes de la comunidad Brisas de Macagua, que presenció la muerte de uno de sus seres queridos que no contó con el tratamiento completo contra el paludismo.

 Este martes en horas de la mañana un grupo de vecinos del sector ubicado a un lado de la avenida Pedro Palacios sentido Puerto Ordaz-San Félix, trancaron el paso en ambos sentidos.

 La manifestación se realizó para rechazar la falta de atención gubernamental que se evidencia en los 30 casos de paludismos que se registran desde hace tres meses de los cuales 7 personas han fallecido, según los habitantes de la entidad.

Nefasto

El fatídico estado de la salud pública en la región se evidencia con el brote de una de las enfermedades que fue erradicada en el país, como lo es la malaria.

Lo anterior se complementa con el silencio del Ministerio de Salud sobre las cifras reales de pacientes que padecen y mueren  a causa del paludismo, el número de casos sigue en aumento.

Esa realidad queda evidencia con el reporte de Huberto Lugo, habitante de Brisas de Macagua, quien relató que es padre de 7 niños de los cuales 4 de los infantes padecen la enfermedad.

“Vivo una situación de pesadilla y no solo yo, sino mas del 60% de los habitantes de esta comunidad que han tenido que enterrar a sus familiares por no tener el tratamiento completo”.

Falta de medicamentos

Los protestantes manifestaron que hay mujeres embarazadas, niños, bebes recién nacidos y ancianos que están infectados con el paludismo.

Los afectados salen casi todos los días con su “botellita en mano”,-líquido que beben los pacientes para calmar la fiebre- al hospital de Manoa o algún ambulatorio de la ciudad que esté entregando el medicamento.

Sin embargo, no siempre regresan con el objetivo cumplido, es por ello, que denuncian la falta de fármacos antipalúdicos o antimaláricos en la ciudad. Muchas de las personas enfermas en la comunidad le han repetido más de tres veces el paludismo.

Falta de atención

Rosmarys Brito integrante del consejo comunal del sector , señaló que han denunciado esta situación ante los entes competentes y la respuesta “absurda” que dio la sanidad fue que tenían que desmalezar las áreas y quitar los botes de aguas negras.

Con esta condición, los representantes del Ministerio de Salud realizarían la fumigación  y una jornada medicinal.

En la comunidad se presenta casos como el de Emeglys Cazorla, una mujer con 5 meses de embarazo con malaria que vive con su esposo y sus cuatros niños. Dos de los infantes mas su cónyuge están en la misma situación que ella.

Despiece

Exigencias

Brisas del Orinoco es una comunidad que lleva conformada 20 años y aun así las condiciones son paupérrimas, motivo por el cual los afectados solicitan atención inmediata a esta grave situación endémica y a los otros problemas como el alumbrado público en la avenida.