El periodismo venezolano vive la peor época de su historia

0
1501

“A 200 años de la fundación del Correo del Orinoco, la patria nos apela con otro grito de libertad, sobre el liderazgo orientador y combativo de nuestros aguerridos periodistas y medios informativos, indetenibles en su determinación y coraje”, dijo el miembro fundador del CNP, Nobel Medrano Matos.

Asumiendo como “urgente y determinante”, el papel informativo, combativo y orientador, que le impone su responsabilidad ética y moral, el periodismo venezolano, a 200 años de la fundación del Correo del Orinoco este 27 de junio de 2018, está llamado a responder con acciones e ideas, a esa apelación que nos hace la patria con otro grito de libertad.

Tal es el criterio esbozado por el miembro fundador del Colegio Nacional de Periodistas (CNP) y ex militante de la aguerrida Asociación Venezolana de Periodistas (AVP), Nobel Medrano Matos, a propósito de celebrarse hoy el Día Nacional del periodista venezolano y los 200 años de la creación del Correo del Orinoco, génesis de la prensa libre de nuestro país, instaurado por El Libertador Simón Bolívar, el 27 de junio de 1818, en la antigua ciudad de Angostura, hoy Ciudad Bolívar.

Dijo el comunicador social, que “el periodismo venezolano, vive hoy día la peor época de su historia y podemos afirmar que a 200 años de la fundación del Correo del Orinoco, la patria nos apela con otro grito de libertad, sobre el liderazgo orientador y combativo de nuestros aguerridos periodistas y medios informativos, indetenibles en su determinación y coraje”.

Planteó que nuestra  historia en estos últimos 200 años, se ha plasmado por conducto de la imprenta, ese instrumento multiplicador y masificador de la palabra escrita, inventado por el alemán Johannes Gutenberg y por la crónica de los acontecimientos y sucesos que ha correspondido a la prensa libre venezolana que nació en Guayana y que hoy día se ve sacudida y casi anulada por la actuación de un Estado, sorprendentemente represor y que nos hace vivir una época, inevitablemente necesitada de un profundo reajuste moral, ético, principista y cultural.

A su juicio de experimentado reportero, con más de 50 años en el ejercicio profesional y en la dirigencia gremial, nos hemos convertido en un cuerpo social, quevegeta ante la perplejidad de acontecimientos que hunden nuestra propia vida en la más abyecta miseria, cercada por carencias vitales y agresiones inauditas, en medio de dudas, indecisiones y adormecimiento combativo, fenómeno que muchos sociólogos y profesionales de la psicología no alcanzar a explicar y hasta acuden a los recursos de la cuántica en busca de esa explicación.

Para Nobel Medrano, el periodismo venezolano, a 200 años del Correo del Orinoco, tiene que refundarse como plataforma de información, orientación, formación y combate social y, en ese contexto que define la trascendencia de su rol sacramental, crear los espacios y condiciones para reformar la personalidad venezolana, maltrecha y deformada por tantos acontecimientos, superiores incluso a la propia capacidad de orientación que podamos exhibir como comunicadores sociales y como medios informativos, en sus distintos géneros y formatos. Agencia SEI