El teléfono celular dejó de ser una alternativa para regalar

0
127

Hace dos años, aproximadamente, un teléfono celular era una alternativa para regalar en un cumpleaños, aniversario, e incluso, en la festividad de un logro profesional que hubiese alcanzado un miembro de la familia; pero la situación económica que atraviesan los venezolanos es distinta a la de aquella época, es vertiginosa, representa un cambio del cielo a la tierra.


Comprar un teléfono celular en tiempo de crisis equivale a atravesar muchos sacrificios. Resulta casi imposible con un sueldo mínimo que se ubican en Bs. 7.421,67. Este monto, si se multiplica por 12 meses, arroja el valor de un celular hoy en día. Esta realidad elimina estos aparatos tecnológicos de la lista de regalos, incluso, hasta de la de peticiones.
«Si quieres comprarte un celular u obsequiarlo con todas las herramientas tecnológicas, llámese Facebook, Twitter, WhatsApp, Pin y demás redes sociales, es necesario que ahorres durante un año. Deberás dejar de darte gustos y dedicarte solo a trabajar por eso», explicó Martha Montenegro, encargada de la Agencia Movistar en Alta Vista.
Esta realidad que se impone con más ahínco en Venezuela, obliga a los consumidores a tener profundas reflexiones y hacer grandes sacrificios a la hora de regalar. Padres, madres y otros jefes de familias compartieron su situación económica y cómo esto afecta su entorno familiar.
Elena García, vive esta realidad económica y dijo que su situación familiar no le permite comprar un teléfono celular. No tiene hijos y aseguro que si los tuviese no les regalaría uno de estos aparatos.
«Más allá de ser un tema económico, es un tema de valores. Si tuviera hijos no les regalaría celulares, les obsequiara otras cosas que los nutran como personas. El celular interrumpe la comunicación familiar; manipula, engaña y hasta desvirtúa los valores. Sabemos que la situación económica no está para regalar un teléfono celular, el sueldo que devengamos los ciudadanos comunes no nos da para comprar un teléfono, a menos que tengamos dólares reunidos y así sí podamos comprarlo», comentó.
En cambio, Yuli Hernández, tiene hijos y se le hace complicado explicarles la situación económica y el porqué de las cosas. «Es difícil explicarles a tus hijos que no les vas a poder comprar un teléfono por la situación que está atravesando el país. Decirles que los costos son elevadísimos, que hay una cifra de inflación escalofriante que impide comprarlos, es bastante complicado, más aún cuando los acostumbras a regalárselos cuando sacan buenas calificaciones en el colegio».
Por su parte, Crys Rodríguez opinó diferente: «Yo le doy la vuelta a la situación y hago que mis hijos entiendan. Soy realista con ellos, les digo que la situación en el país no está para regalar teléfonos celulares y ellos entienden. Busco otras alternativas, les regalo ropa o juguetes, cuando se portan bien y sacan buenas calificaciones».

PRECIOS «POR LAS NUBES»
Los celulares en Ciudad Guayana no bajan de Bs 10 mil. El más sencillo puede costar entre 16 y 20 mil bolívares. Pero si se trata de un teléfono inteligente, es necesario ahorrar, aproximadamente, Bs 90 mil. Por ejemplo, un Grand Prime, marca Samsung, está valorado en Bs 225 mil; en cambio, el Samsung Galaxy S6 se ubica en Bs 449 mil. Hay algunos con tendencias tecnológicas más recientes que pueden llegar a costar los Bs 700 mil, y hasta más. ¡Usted decide cómo quiere comunicarse!