El tuit que el pueblo mandó

0
91

Yo me quedo en Venezuela (musiquita)…como dice la canción, saldré sólo en primavera y verano, de vacaciones o a visitar a mi tía en New York, con nueva colección y sin el drama de pedir prestado o encadenarme en la mega cola de la sorpresa por conseguir cuatro lochas en dólares preferenciales. Compraré desodorante, champú y algún perfumito furtivo. Pero ¡No!, me niego a la pobreza, aunque la económica nos persiga a todos… «por ahora»…la pobreza tiene muchos rostros, no es sólo económica. ¿Qué porqué me quedo en las colas, sin reales, con inseguridad, sin medicinas, con censura, pranes, en el mar de la violencia general y de las arbitrariedades leguleyas, etc… etc… se me cansa la mano y me falta en la lista del mal?

Por ese tuit maravilloso que mandó de poquitas letras, contundentemente, el pueblo venezolano al gobierno. Sólo una palabrita… ¡Cambien!… ¡Dios! la maravilla del pueblo venezolano. Su mensaje me emociona cuando reviven silentes, cautos, uno a uno…, sin decirse mucho entre ellos…, abajo cadenas. Hoy el gobierno hace alarde de su propia incompetencia cuando a mandíbula batiente y sin sonrojarse, el alto gobierno alega que no ganó la oposición, sino el hambre, la miseria y los problemas del pueblo… Y lo cuentan sin un ápice de seria responsabilidad, después de haber ostentado, por más de dieciséis años, todos los poderes en Venezuela y habiendo contado con una gran fortuna la cual no se palpa en el desarrollo nacional…como si el mensaje de su líder, el día del primer golpe de Estado frustrado, lo repito a ver si alguien lo recuerda… «Yo asumo toda la responsabilidad»…palabras de Chávez…no hubiese sido el chinchorro discursivo que catapultó al gobierno actual. ¡Dios, pero que pronto muere el recuerdo y el legado de héroes y mortales en el subdesarrollo!

Asuman con hidalguía que perdieron porque lo están haciendo mal… ¡no! más bien malísimo. No le han dado al bravo pueblo lo que ofrecieron en ningún sector de la vida nacional y hablo de vida con «V», para la sociedad venezolana no para satisfacer las listicas con las que han dividido al país. Los reto…salgan de esas listicas…piensen como líderes por encima de instalarse en la escenografía de los grupitos adolecentes anticapitalistas de los setenta, con capucha y demás enseres… Si en verdad les ganó la «presunta guerra económica» dense cuenta, ¡entonces!, que sus oponentes mantienen a sus generales instalados en el centro de la planificación de política económica del propio gobierno. Los enemigos están adentro y no en la oposición y eso lo sabe el mundo entero…no exagero…sale en las noticias del mundo…no invento.

Si hay derecha e izquierda en Venezuela, según ellos, y no bribones que andan pegándose a discursitos del siglo XIX para hacerse de los dólares, a la izquierda heroica nacional la destruyó el capitalismo. Y después de tantos años y dinero botado en adoctrinamiento ¿no? directo,…mediático…generacional…pagándole fortunas a los asesores caribeños y no lograron nada serio pues les ganó el mercado sin éste hacer ningún esfuercito. ¿La gente como que prefiere el capitalismo…será? Allí está el gran velo de la ignorancia que puede arrastrar a un país rico a la pobreza…caso…? Socialismo no tiene porque ser hambre, así como capitalismo radical no tiene por qué ser riqueza. Economía, finanzas, crecimiento son materias especializadas que requieren estudio, experiencia y tino para el desarrollo nacional y no inventaderas trasnochadas de principiantes y oportunistas. El pueblo sabe de economía y lo expuso contundentemente con ese tuit electoral: cambien, cambien, cambien, cambien…. Y todos… ¿no? Gobierno y oposición…quizás no por ustedes mismos sino por el futuro del país…cambien y rapidito por que el mal está hecho, es endógeno y corre como el cáncer.