Empresarios seguirán recibiendo dólares

0
108

El sector privado va a tener que seguir recibiendo dólares este o no afiliado a Fedecámaras, dijo el presidente de la organización, Jorge Roig, quien aseguró que el sector privado es el único que llena los anaqueles, pues «el sector público ha sido muy deficiente» en llevar desde los puertos a la boca de los venezolanos los alimentos y las medicinas», agregó.

Roig indicó que las declaraciones del presidente Nicolás Maduro, en las que advirtió a Fedecámaras sobre la no asignación de dólares, son solo «bravuconadas» que reflejan el manejo discrecional de divisas en el sentido político y no como una herramienta de desarrollo y destacó que Fedecámaras no pide dólares y rechazó que se usen las leyes habilitantes para amenazar al sector productivo.

Fedecámaras como gremio no recibe divisas del Estado, «defiende principios y lo hace gratis», aseguró Roig tras negar que las empresas que su gremio asocia estén confabuladas contra Maduro.

También exculpó a Fedecámaras y a sus afiliados de responsabilidades por la escasez de productos, su venta ilegal en el «mercado negro», su salida a países vecinos como contrabando o que les fijen precios sin considerar que el Gobierno les vende divisas a tasas preferenciales para atender sus importaciones.

SE PROFUNDIZA LA ESCASEZ

Analistas del área privada del país advierten que el anunció del presidente Maduro de no entregar divisas a las empresas, tendrá un impacto fuerte en la oferta de bienes y servicios. Al respecto el director de Datanálisis, Luis Vicente León, señaló que se trata más de una declaración política que práctica y agregó que «a pesar de que la industria privada no tiene la capacidad instalada elevada para abastecer a todo el país, sí tiene la mayor participación en la oferta de productos en Venezuela. En importaciones totales, el 46% son importaciones públicas, pero no abastecen de ninguna manera el 30% de la demanda».

Detener a la empresa privada tendría «efectos demoledores en la economía nacional», estaría en contra del discurso oficial de promover la inversión nacional y la generación de riqueza entre el Estado y la empresa privada, agregó León.

«La relación de cuánto produce una empresa de las grandes, como Polar en volumen de alimentos con $1 millón en alimentación, es cuatro veces más de lo que puede hacer el Ministerio de Alimentación con esa misma cantidad en importaciones. Es simplemente un absurdo porque estarías cuadruplicando la necesidad de divisas en un momento donde no tienes dólares. Si eso se convierte en realidad se convertiría en un desastre», dijo.