Empresarios y trabajadores orientados a la fiscalización laboral

0
165

Más de 100 personas decidieron prepararse. Las especificaciones sobre cómo no incurrir en delitos fiscales fueron esbozadas por el conferencista Luis Eduardo Mendoza

 

Foto: Carlos Peña

 

Las injerencias laborales se pueden evadir siempre y cuando se cumplan con todos los requisitos legales que comprenden las leyes enfocadas en velar los derechos y deberes empresariales públicas y privadas.

Asesores Especializados (Ases), se enfocó en traer un seminario dirigido a empresarios y trabajadores de la región porque a su juicio, el comerciante de la zona suele caer en “delitos fiscales”, al momento de una supervisión por parte del Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social de Trabajo.

Ante la preocupante situación, los especialistas en material legal tomaron la iniciativa de realizar un foro denominado: Preparados para la fiscalización laboral, el mismo se realizó este martes desde las 8 de la mañana en las instalaciones del salón de Usos Múltiples, de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), extensión Guayana.

La orientación estuvo a cargo del especialista en Derecho Tributario, Luis Eduardo Mendoza, quien dio unas especificaciones sobre los derechos y deberes que tienen tanto empresarios como trabajadores, bien sea de una institución empresarial pública o privada. “La estabilidad laboral es primordial. Las leyes aplican para todos los sectores laborales”, señaló.

Detalló que uno de los casos más frecuentes en cuanto a “delitos fiscales”, es la falta de un Comité de Prevención y Seguridad Laboral en las empresas, pues a su juicio por muy pequeña que sea la compañía, “el recurso humano es vital y debe ser protegido”.

Indicó que la multa para las empresas que incumplan con la garantía de vida de los trabajadores, se estanca entre 25 y 50 Unidades Tributarias (U.T), por cada agremiado.

“Como nosotros lo que queremos es cuidar el capital empresarial debemos tener muy claro cuáles son nuestros derechos y deberes como empresarios. Sobre todo, por brindar estabilidad del recurso humano en cada recinto empresarial. Todos los organismos son legales y cautelosos a la hora de realizar una supervisión, es mejor que estemos preparados y orientados ante cualquier eventualidad. El mayor peso de respaldo para el empresario es la legalidad documental”, agregó.

Respaldo laboral

Mendoza alegó que toda empresa debe tener la documentación reglamentaría además de tener al día los contratos laborales de cada trabajadores.

“Estar al día con la documentación de la empresa y los contratos de los trabajadores es la mejor manera de salir airosos de la supervisión. Por mínima que sea la empresa hay que tener todo en orden”, puntualizó.

Reseñó que con leyes como la del El Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel), Instituto Venezolano de Seguro Social (IVSS) y la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (Lopcymat), los trabajadores tienen respaldo de su estabilidad humanitaria y laboral.

“Todos los trabajadores deben gozar de una estabilidad laboral. Si el empresario no toma las previsiones para sostener a un personal, pues los trabajadores están en todo su derecho de acudir a funcionarios del Ministerio de Trabajo y denunciar las irregularidades que el patrono este cometiendo”, sentenció.

Estabilidad empresarial

Las eventualidades que pueden surgir al momento de una fiscalización empresarial pueden evitarse si se concretan los requisitos institucionales. Luis Eduardo Mendoza argumentó que la orientación se inclinaba no solo en que el patrono tuviera respaldo del capital empresarial, sino en informar a los trabajadores los derechos que son asignados por las leyes aprobadas ante el Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social de Trabajo.