Empresas privadas laboran en su mínima expresión

0
970

Evaluarán números y acciones luego de Semana Santa

Austerio González, primer vicepresidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), capítulo Bolívar insta a las autoridades municipales a evaluar los altos montos de los impuestos y flexibilizarlos en función de la realidad actual en el estado Bolívar.

El gremialista manifestó que la situación de las empresas y comercios en la región es distinta a los del resto del país, tomando en cuenta que en el estado Bolívar las semanas radicales se han dado consecutivamente.

Alertó que en el mes de marzo la situación se ha complicado aún más ya que solo han laborado los sectores priorizados debido al repunte de casos Covid-19.

Es por ello que durante la época de Semana Santa el sector privado hará un esfuerzo para apoyar las políticas que buscan cortar la cadena de contagio del virus.

“Estamos pagando las consecuencias de las malas decisiones que se tomaron para la época de Carnaval”, aseveró González.

Asimismo alertó que sectores como el licorero, textilero y turístico han sido los más golpeados.

“Ahorita no podemos dar número porque nos quedaríamos cortos pero lo que sí es cierto es que el sector privado está trabajando en su mínima expresión”, indicó.

Evaluarán situación

Pasada la Semana Santa, el primer vicepresidente de Fedecámaras prevé una reunión para evaluar los números en cuanto a productividad de las empresas.

De allí harán algunas recomendaciones a las autoridades en pro de enfrentar de una forma más eficaz los meses que vienen aún en medio de la pandemia.

González recordó que el sector privado es en Venezuela una fuente de trabajo cuyos sueldos en promedios son entre los 40 y 50 dólares mensuales.

Reiteró que el primer llamado que harán será a la Alcaldía de Caroní con el propósito de llegar a un acuerdo sobre el monto de los impuestos municipales.

El gremialista argumentó que de seguir las tarifas actuales, muchos comercios deberán cerrar sus puertas. Rosanny Mattey