En CVG preparan acciones ante la situación de indigencia en que están

0
1348

Los trabajadores de la CVG están como el hombre que tiene la espada en el pecho: Si se la sacan se muere y si se la dejan también.

Y es que la otrora poderosa Corporación ahora es simplemente una oficina burocrática donde sus empleados y trabajadores pasan las de Caín para medio sobrevivir.

La dirigencia sindical no encuentra ya a quien acudir. Perciben un desprecio hacia ellos sin medida. Y no saben por qué, pues muchos tienen 15, 20, 25 y hasta 30 años de servicio y jamás habían sido tan maltratados.

En recientes declaraciones de Ramón Gómez, secretario general de Sunep CVG, se conoció que  tienen más de 20 días con el HCM suspendido; no tienen transporte; no han cobrado el aumento del 40% decretado por el presidente de la república, Nicolás Maduro Moros; tampoco el bono de alimentación; tienen dos años con el contrato colectivo vencido; trabajan en áreas sin aire acondicionado, en fin, es una especie de sucursal del infierno en la tierra, lo que viven un poco más de 3 mil trabajadores a diario.

No nos dan respuesta, a pesar de que hemos ido a las instancias naturales, agrega Gómez.

No habla de conflictos, pero si asegura que tomarán acciones de calle porque “estamos cansados de tanto mal trato. Ha sido como una plaga la que nos ha caído a nosotros los trabajadores. A veces pienso que nos odian y no entiendo”.

“Uno de los problemas más pequeños que existe en el edificio es que en los baños no se está colocando papel higiénico, las áreas de trabajo no poseen aire acondicionados y aquellos trabajadores que se enferman por la situación inhumana en las cuales laboran son amonestados”.

Se refiere a la suspensión del HCM, por falta de pago a las clínicas que prestaban el servicio. La póliza únicamente cubre un monto de 1 millón 500 bolívares, ellos, exigen un monto de 4 millones de bolívares.

Gómez, apuntó que los más perjudicados por la suspensión del seguro de Hospitalización, Cirugía y Maternidad son los jubilados, personas que padecen de enfermedades y deben ser tratadas por especialistas; por otro lado, la escasez de medicamentos y el costo de aquellos que pueden conseguir en una farmacia, lo poco que ganan no les alcanza.

Para rematar, los hijos de los trabajadores de la CVG no tuvieron plan vacacional y las cosas no están fáciles en el Centro Infantil Negra Matea por la falta de alimentos.

Esperan el 40%

El secretario general aseguró que el 40 por ciento del aumento que decretó el presidente Nicolás Maduro, el primero de septiembre de este año, aún no lo reciben, mucho menos el incremento del bono de alimentación.

Otro de los reclamos que hace, es con respecto a las cajas del Clap, sólo mil 500 trabajadores se beneficiaron en una oportunidad, el resto continúa esperando.

Dice el vocero de los trabajadores que el Gobierno, debe actual de manera equitativa y no exclusivamente como lo viene haciendo con un solo sector de las empresas básicas.

Acusan al presidente de la CVG, Juan Arias, de negarse a dar respuestas a los trabajadores, “a quien se le ve haciendo turismo y se rehúsa a enfrentar las necesidades de los empleados de la corporación”, acotó el dirigente sindical.

Gómez  informó que cuando les parece dejan a los trabajadores sin transporte porque lo utilizan para proselitismo político. “El personal que vive en Ciudad Bolívar, tiene un año sin transporte y a muchos de los afectados les están abriendo expediente por no acudir a sus puestos de trabajo, a sabiendas que es un problema que debe resolver la empresa”.

En fin, no tienen muchas ilusiones, pero esperan que el ministro y presidente de la CVG, Juan Arias, de pronto tenga una epifanía y los reciba para que escuche los problemas que confrontan para poder cumplir con su trabajo.