En La Paragua protestaron contra la inseguridad

0
112

La situación de criminalidad extrema que agobia al municipio Angostura del estado Bolívar llevó a los productores y comerciantes de La Paragua a protestar, exigiéndole al gobierno que asuma su responsabilidad y les garantice la seguridad.

 

Así lo informó el concejal de ese municipio por Primero Justicia, Orangel Herrera, quien indicó que productores y comerciantes han sido asaltados incluso tres veces en un mismo día, además de ser extorsionados, obligados a pagar vacunas y hasta secuestrados.

Tal escenario afecta la productividad de una zona ganadera y agropecuaria, reconocida por sus siembras de maíz, además de la actividad minera, pues los productores abandonan sus fincas ante el acoso de bandas delictivas.

“Mientras el Gobierno habla de fomentar la producción nacional, nuestros productores del campo de La Paragua tienen que irse de sus fincas aterrorizados por los constantes y violentos asaltos de los que son víctimas, lo cual se traduce en que dejan de producir alimentos para las mesas del pueblo venezolano”, alertó.

Como ejemplo de ello citó el caso del productor Nelson Lezama, que ante las amenazas delictivas tuvo que marcharse del área.

Lamentó que pese al agravamiento de la inseguridad, al punto de que han ocurrido homicidios múltiples en el sector, las autoridades sigan “en una especie de letargo” y no actúen para garantizarle el derecho a la vida y el trabajo a los habitantes de La Paragua, Ciudad Piar y demás poblaciones de Angostura.

“Advertimos lo que está pasando, porque se trata de la vida de nuestros campesinos, nuestros trabajadores del campo, nuestros comerciantes, quienes están abandonando sus labores productivas para huir de la delincuencia, lo que solo trae desempleo y parálisis al municipio Angostura”, acotó Herrera.

Para finalizar, el concejal instó al presidente Nicolás Maduro, al gobernador Francisco Rangel Gómez y a la alcaldesa Yusleybi Ramírez, a actuar ante esta ola criminal y asumir sus responsabilidades, “porque el problema se les está yendo de las manos y parece que no les importa la vida de la gente”.