Encuentran un tesoro perdido que podría evidenciar la existencia de la Atlántida

0
78

Un equipo de arqueólogos dirigidos por Sebastiano Tusa (profesor de paleontología de la Universidad «Suor Orsola Benincasa») ha reavivado la eterna discusión sobre la existencia de la Atlántida al hallar, frente a la ciudad de Gela -en las costas de Sicilia-, un tesoro perdido formado por 39 lingotes de lo que –según creen- es Orichalcum. Tal y como afirman varios diarios internacionales como el «Daily Mail», la aleación de este metal se corresponde con la que, tradicionalmente, se cree que rodeaba la mítica ciudad perdida, presuntamente, bajo las aguas.

Concretamente, el grupo de expertos halló los lingotes en el pecio de un barco hundido a 1.000 pies de la orilla (unos 300 metros). El buque en el que fueron encontrados se habría hundido hace 2.600 años, lo que lo convierte en el quinto navío más antiguo que se recupera en el lugar. En este caso, sin embargo, se cree que este barco transportaba la carga desde Grecia hasta Asia Menor cuando se topó con una tormenta y se fue a pique.

El metal hallado, según explica el profesor Tulsa, se trata de Orichalcum (también llamado Oricalco) el cual está formado por cobre, zinc, níquel, plomo y hierro y, según los textos que escribió Platón hace más de 2.000 años, recubría la fabulosa isla de la Atlántida antes de su desaparición. En este sentido, el experto ha corroborado al «Daily Mail» que se trata del preciado metal gracias a una pruebla realizada mediante Rayos X.

«El descubrimiento es único y excepcional, ya que es la primera vez que nos encontramos lingotes de este tipo. Sabíamos de la existencia del Orichalcum gracias a los textos antiguos y algunos objetos ornamentales, pero ahora lo tenemos en un naufragio que se remonta a la primera mitad del Siglo VI», ha destacado el experto en declaraciones a varios medios internacionales.

En palabras del profesor, los análisis realizados hasta el momento revelan que el material encontrado está formado en un 75-80% de cobre, en un 15-20% de zinc y contiene trazas de níquel, plomo y hierro.

«No podemos decir cómo es de grande el navío porque tenemos que cavar en la arena para recuperar lo que queda del casco de madera, pero supongo que tendrá unos 15 metros de largo. Estaba entrando a puerto cuando, por algún error a la hora de maniobrar o debido a una tormenta, se hundió», añade Tusa. El experto también ha señalado que en el pecio han aparecido multitud de objetos de época como vasijas griegas y una figura de la diosa Deméter.

Desde que Platón describiera la ciudad de la Atlántida y el Orichalcum en sus texto, los arqueólogos e historiadores no han logrado llegar a un acuerdo. Y es que, para algunos el filósofo simplemente buscaba un recurso estilístico con el que dar forma a sus historias. Para otros, por el contrario, el lugar habría sido real y se habría correspondido con una civilización que llegó a dominar la región gracias a su potencia militar. Todo ello, antes de desaparecer.

Anuncia con Nosotros