Enfermeras tomaron las calles de Alta Vista

0
139

Desde muy tempranas horas de la mañana un grupo de enfermeras se conglomeraron en el parque La Navidad, en Alta Vista, para protestar por las recientes acusaciones que hiciera la directora del hospital Uyapar, Yanitza Rodríguez, en contra de los trabajadores del centro hospitalario.

«Ella violentó los casilleros donde teníamos nuestras pertenencias y nos acusó de ladrones por habernos supuestamente robado los medicamentos del hospital. Una situación que repudiamos completamente y por la que solicitamos que la directora se manifieste para desmentir esas acusaciones, ya que en ningún momento nos hemos llevado nada del centro, más bien trabajamos con las uñas y debemos decirle a los pacientes que traigan sus medicamentos para atenderles, pues en el hospital no hay instrumentos ni insumos para curarlos», expresaron las enfermeras.

El secretario ejecutivo del sindicato de la salud por el estado Bolívar, Samuel Peñaranda, aseveró que esas bolsas negras que supuestamente consiguió la directora no pertenecían a los trabajadores, «no creo que las 14 bolsas negras que ella sacó llenas de medicamentos eran de los trabajadores. Yo le hago un llamado a la directora Rodríguez y le pregunto sobre los responsables de la ambulancia que se perdió en estos días, ¿acaso eso no es del hospital?, ¿por qué no sacó a relucir en los medios de comunicación la planta de luz que se robaron, las bombonas de oxígeno y todo lo demás? Para esas pérdidas no hay culpables, pero para inventar que nos robamos los medicamentos sí», dijo.

EXIGEN LA RENUNCIA

El personal de enfermería aseguró que más del 90 de la masa obrera que labora en el hospital Uyapar está de acuerdo con la renuncia de la directora, pues según ellos existen suficientes motivos para que abandone sus funciones, «lleva dos procedimientos administrativos y según la ley no está habilitada para estar en la Dirección de la institución, hago un llamado a todos los compañeros para que se unan a esta gran movilización».

Por su parte, Maritza Moreno, presidenta del Colegio de Enfermeras en el municipio Caroní, expresó que se debe elevar el nivel de protesta a nivel nacional, por la sequía de medicamentos en los centros hospitalarios y las incómodas situaciones que tiene que soportar el personal de enfermería, «la salud del país está en emergencia, hago un llamado para elevar esta protesta a nivel nacional, la mayoría de los trabajadores no tienen insumos para trabajar, los pacientes se ven obligados a comprar lo que van a utilizar porque las instituciones carecen de medicamentos, es una situación preocupante».

PRESENCIA DE LOS DDHH

Al mediodía una comisión se apersonó en las instalaciones del hospital Uyapar para inspeccionar las condiciones laborales de las enfermeras. Fueron tres los representantes que asistieron; Douglas Gil, director de los Derechos Humanos Providha, acompañado de Alexis Garrido y Jonathan Aguilera, quienes aseguraron que la situación de las enfermeras del estado Bolívar y en especial del hospital Uyapar, atenta flagrantemente contra los derechos humanos consagrados en la Constitución Bolivariana de la República Bolivariana de Venezuela.

«Llegamos a las instalaciones del hospital porque nos comunicaron sobre lo que está sucediendo con el personal de enfermería, de acuerdo con sus declaraciones, la directora Yanitza Rodríguez está violentando de manera directa sus derechos. Primeramente por violentar la privacidad de los trabajadores, al abrir forzadamente los casilleros de las enfermeras sin una supervisión en el acto, lo que atenta directamente contra la vida privada de la persona; y segundo por no permitir que las enfermeras tengan acceso a los materiales quirúrgicos».

Los defensores de los derechos humanos aseveran que con esta, ya son dos veces las que han tenido que asistir a las instalaciones para supervisar a la directora, agregaron que supuestamente Rodríguez tiene dos procedimientos legales, lo que la inhabilita para asumir cargos públicos.

UNA PROTESTA SIN PARO

Las enfermeras del hospital Uyapar expresaron que la intención de la manifestación no está vinculada a un paro en el centro hospitalario, por el contrario, el personal de turno permaneció en sus puestos de trabajos mientras que el resto elevaba su voz en las calles. La protesta comenzó a las nueve de la mañana en las inmediaciones del parque La Navidad y culminó en las afueras del hospital, resaltando la ausencia de la directora del instituto de salud.