Entre Colinas y Tepuyes

0
3065

Se quedaron en cuatro bloques

El triunfo inobjetable que obtuvo el presidente Nicolás Maduro el pasado domingo 20M, resume el esfuerzo histórico de un pueblo que puso su conciencia y compromiso para defender la libertad y la independencia legada por Hugo Chávez, por encima de las angustias y sufrimientos que vive como consecuencia de la situación de crisis económica inducida.

Desde ya comienzan a caerse las tesis impuestas en buena parte de la comunidad internacional, de que Venezuela es gobernada por una dictadura marcada además por una profunda guerra civil interna.Tesis que contrasta con la realidad de un país donde se celebran elecciones en paz y sin muertos, pero que adicionalmente se obtienen resultados que, en cuanto a porcentajes de participación y apoyo al candidato ganador, son similares a otros procesos realizados en países vecinos del hemisferio.

La derecha venezolana intenta ocultar su fracaso bajo el viejo truco de cantar fraude luego de conocer que los resultados electorales le son adversos. Tanto Bertucci como Falcón apelan a desconocer la voluntad popular expresada en las urnas electorales el 20M, en un intento por camuflar el descalabro político de la oposición luego de que la difunta MUD despilfarrara el esfuerzo de sus seguidores, que les valió el triunfo legislativo de 2015.

La oposición no informa a sus seguidores que el hampa política que los dirige hace rato los tiene en cuatro bloques. Como pretenden pensar que el reto electoral del 20M le podía dejar saldos positivos si lo enfrentaron en condiciones de desmantelamiento. Quedaron y seguirán en cuatro bloques: por una lado los que quieren hacer de la abstención una victoria de ellos como si no se tratara de un fenómeno electoral que ha estado presente históricamente en elecciones nacionales; otro bloque lo constituyen los violentos anarquizados que creen en la salida forzada de Nicolás Maduro mediante la intervención militar de gobiernos extranjeros y que además apuestan a la violencia interna, al tiempo que suplican y promueven el bloqueo internacional y el cerco financiero contra nuestro país; un tercer bloque se agrupo en torno a Henry Falcon,tratando de revivir viejos dinosaurios de derecha que ya perdieron vigencia política; y el cuarto bloque lo constituye el pastor Bertucci que decidió abrir un ala religiosa dentro del activismo político, pero que no contó ni contara con ningún sector evangélico cohesionado que apueste a su favor.

El chavismo se impuso rotundamente ante una oposición táctica y estratégicamente dividida. Debemos estar atentos ante la política envolvente de no reconocimiento del resultado electoral y la estrategia de aislamiento internacional para desestabilizar la Revolución, tratando de buscar en la violencia lo que no logran en las urnas ni en la calle.Como Gobierno tenemos muchas fallas por corregir, pero nuestro pueblo habló y dio su voto de confianza a Nicolás Maduro para enfrentar y resolver la crisis económica inducida y volver a ser potencia. Dirigente Revolucionario PSUV / aldrintorres2016@hotmail.com / @aldrinolivier