Entre Colinas y Tepuyes

0
4386

Salvemos Minerven

El Comandante Chávez ordenó la activación del Arco Minero del Orinoco para definir un plan estratégico de desarrollo económico, que junto a la Faja Petrolífera, engranara lo petrolero con lo minero, dando sustento al país frente a los difíciles momentos que vislumbró, cuando aseguró que vendrían coyunturas difíciles.

Maduro, en cumplimiento de ese mandato de Chávez, activó el Proyecto de Desarrollo Arco Minero del Orinoco, concretando un marco legal para impedir el aprovechamiento de los recursos minerales del país por parte de empresas privadas, sin la participación directa del Estado venezolano, con una línea necesaria de controles en los procesos de exploración, explotación y comercialización, en ejercicio franco de soberanía sobre nuestros recursos minerales.

Ese marco legal debió dar paso a una nueva institucionalidad, representada en una Empresa Socialista para la minería nacional, sin negar la existencia y el apoyo a las iniciativas privadas, pero dentro del esquema jurídico actual. Al respecto urge hacer revisiones y correcciones, dado que el sector privado dentro del Arco Minero del Orinoco, no puede prestarse, ni servirle a algunos, como la excusa para un retorno soterrado al dañino esquema de concesiones mineras, pulverizadas por el Comandante Chávez.

Debimos avanzar hacia la creación de una Corporación Nacional del Oro, con sede en Bolívar, propuesta muchas veces por el Comandante. Una corporación que bajo la dirección del Estado, sirva de paraguas al sector privado y a las iniciativas de pequeños mineros, siendo el piso para la conformación de un gran Distrito Motor de Desarrollo.

En esa nueva estructura, debe ser MINERVEN la responsable de capitanear todo el proceso para el desarrollo de la industria minera, que ayude además a que el Estado termine de llegar al seno de las comunidades que aún sobreviven en máxima exclusión social, brindando las condiciones para que la pequeña minería transforme el modelo económico rentista en un modelo productivo, endógeno y con relaciones igualitarias.

Es obvio que en las condiciones actuales, MINERVEN no podrá cumplir ninguna tarea en dicho sentido. Me sumo a las voces de Eduin Hurtado, Bernabé González (SIMPRO) y Elby Soto (SINMIORO), que han denunciado la situación de terapia intensiva a la que llevaron a MINERVEN quienes la han dirigido en los últimos 7 años. Paralizada, con trabajadores a quienes tratan de matarles la moral, en proceso de desmantelamiento criminal y que en el mejor momento del mercado mundial del oro, la hacen sospechosamente colapsar, mientras de forma extraña florecen proyectos auríferos privados, que funcionarios nacionales utilizan como vitrina para mostrar “logros” del Motor Minero.

 

Es inadmisible que en las condiciones actuales de precio y mercado del oro, y teniendo MINERVEN más plantas, más yacimientos y más trabajadores, le nieguen el apoyo necesario, arrastrándola a la situación operativa que hoy vive. Alguien le miente al Presidente Maduro, como antes le mintieron al Comandante Chávez. Salvemos MINERVEN y volvamos a ser potencia. Aldrin Torres / Dirigente Revolucionario PSUV/ aldrintorres2016@hotmail.com/ @aldrinolivier