Envían cargamento de vacunas antiamarílicas a Gran Sabana

Este martes arranca control vectorial

0
222

Siguiendo el plan de acción establecido entre autoridades sanitarias nacionales y regionales a fin de prevenir la fiebre amarilla en el estado Bolívar, fue enviado un cargamento de 1.500 dosis de vacunas antiamarílicas al municipio Gran Sabana, región hacia donde se están priorizando los esfuerzos por ser frontera con Brasil.

Informó la directora de Epidemiología, Livia Carrión, que en dicho municipio está activa una comisión indigenista para apoyar el despliegue de vacunación y de educación sanitaria en las comunidades indígenas. Igualmente, se mantiene una estricta vigilancia epidemiológica y vacunal en la frontera con Brasil.

Destacó que si bien se está desarrollando un accionar de contingencia por los casos de fiebre amarilla en el hermano país, no existen reportes de sospechosos ni en Roraima ni en el territorio nacional.

Sumado al cargamento de antiamarílicas se envió un lote de dosis de vacunas toxoide diftérico para complementar las existentes en el mencionado municipio. “Es importante que nuestra población se encuentre al día con el esquema de inmunización a objeto de mantener a raya las enfermedades inmunoprevenibles; en Bolívar contamos con 378 puestos de vacunación y en Gran Sabana con 18 puntos”.

Los organismos que están articulados en el plan de contingencia son Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS), Gobernación de Bolívar, Instituto de Salud Pública (ISP), Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), Barrio Adentro, Sanidad Militar, Emergencias 1-7-1 y Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI).

Control vectorial

La directora de Salud Ambiental, Ángela Martínez, indicó que fueron enviados a Gran Sabana 500 kilos de abate, 400 litros de insecticida y tres equipos de fumigación para arrancar desde mañana con el control de vectores que abarca fumigación y abatización.

Para ello partió hoy desde Ciudad Bolívar un grupo de trabajadores de Salud Ambiental que junto a 20 soldados de la ZODI estarán activos en levantamiento de índices aédicos, abatizaciones y fumigaciones.

Expresó Martínez que “el combate a la malaria continúa a través de la entrega de tratamiento, lo cual se va a efectuar en paralelo con la vacunación antiamarílica en las áreas mineras e indígenas”.

En ese sentido, aseveró que “todas estas acciones para evitar la fiebre amarilla también tendrán incidencia positiva en el control del zika, chikungunya, dengue y malaria. De allí que la articulación interinstitucional sea prioridad”.