Escasez de carne en punto crítico

0
79

El director principal de Fedenaga, Rafael Araque, sostuvo que la situación de los productores cárnicos ha generado inquietud en el sector y en las regiones del país, generando una paralización del mercado

«Hemos venido discutiendo el precio de la carne, el gobierno nacional aprobó un subsidio a los productores de carne en el cual nosotros no estamos de acuerdo porque en septiembre de 2013 se aprobó un subsidio para la producción de leche y hasta el sol de hoy todavía no ha sido cancelado», indicó Araque.
Destacó que se debe importar la carne necesaria para cubrir el déficit. «La propuesta que hacemos nosotros es que se debe establecer un margen de ganancias y establecer un precio de cada corte según el tipo de clasificación» puntualizó.

UN MOMENTO CRÍTICO
Por su parte, el presidente del Consejo Venezolano de la Carne, Otto Gómez, explicó que actualmente no se está importando carne suficiente «entonces estamos en un momento crítico donde contar con proteína animal de manera inmediata, asequible y económica no es fácil»
«Yo desmontaría los controles de precios de las carnes rojas para abrirle la llave a la salida de las carnes nacionales», dijo. Informó que Convecar no está de acuerdo con una estructura de costos debido a los cambios dinámicos que ocurren por la situación económica y que inciden en tal mecanismo.
Aseguró que en reuniones con el vicepresidente de Seguridad y Seguridad Agroalimentaria, Carlos Osorio, han expuesto las dificultades del sector. «Hemos manifestado nuestra disposición a ayuda para recuperar el suministro de carne fresca pero si el Ejecutivo no nos devuelve las condiciones mínimas de producción ¿Cómo lo hacemos?, cuestionó».

PRECIO NO ADECUADO
El dirigente ganadero José Ruiz aseguró que el problema va mucho más allá de la distribución y venta al consumidor final, pues señaló que las dificultades vienen desde el campo.
«Desde que se expropiaron más de 3 millones 300 mil hectáreas comenzó el problema en Venezuela. Es muy difícil poder producir con costos de insumos comprados al alto costo del dólar de hoy y vender a precio regulado la carne como pretende el Gobierno».