“Esta es una economía moribunda”

0
150

Caracas.- El economista Francisco Faraco criticó este domingo que el Banco Central se haya convertido en una imprenta para financiar al Ejecutivo y recordó que el «enorme déficit fiscal» debe ser corregido no imprimiendo billetes sino «subiendo los impuestos y bajando los gastos».

Así lo dijo en el programa «Diálogo con…» cuando Carlos Croes le preguntó cómo podía vivir una economía sin dólares.

«Vive como está viviendo», respondió, «arrastrando las patas, dentro de una escasez horrible en la que le han contingentado hasta las hojillas de afeitar, que los vehículos están parados por falta de repuestos. Si eso es vivir, ¿cómo será morir? Esta es una economía moribunda. Si esta economía no recibe un cambio de dieta, se convertirá en algo tirado para el suelo».

Y cuando le preguntó cuál era la receta para salir de la crisis, Faraco respondió sin dilación: «Un gobierno serio».

«¿Cómo es un gobierno serio?», repreguntó Croes.

«Primero, transmitir de manera inequívoca que está dispuesto a corregir el déficit fiscal, en segundo térmno, debe estar dispuesto a enseriar la situación del Banco Central. No puede ser que el Banco Central crea que la manera de combatir la inflación es ocultando la cifra».

«¿El Banco Central sigue siendo la ubre del gobierno?», le inquirió.

«Sí, claro. Pero es una ubre que lo que bota es sangre porque financiar al Gobierno cuesta el papel en el que imprimen los billetes».

Y siguió: «Ya no es como antes que el Banco Central emitía moneda cuando tenía un respaldo para emitirla. Cuando usted lo que hace es imprimirla, convierte al Banco Central de un instituto de emisión en una imprenta».

«¿Eso es posible?», preguntó Croes.

«Si claro. Mire, en diciembre el Banco Central cerró con 600.000 millones en préstamos al gobierno. En este momento se estima que eso se ha duplicado, 1 200 000 millones de bolívares de préstamos del Banco Central al Gobierno».

Previamente Croes le había preguntado por qué se había disparado el dólar paralelo. «¿Es Dólar Today?», le preguntó.

«Eso es una cosa ridícula (…) Lo de Dólar Today o el dólar Cúcuta es muy sencillo. Mire, hay bachaqueros venezolanos y bachaqueros colombianos. Los colombianos vienen a comprar a Venezuela para revender en Colombia porque somos un país fronterizo que tiene un sistema de precios absolutamente inmanejable. Lo que cuesta aquí 10 centavos de dólar allá se vende en dos dólares (…) en Cúcuta, en San Antonio se compran bolívares (…) y entonces el bachaquero colombiano viene y compra el billete a San Cristóbal y después va y vende en Colombia. Cuando se cierran esos mecanismos (de control cambiario desde 2003) entonces el dólar se dispara como se ha disparado. Porque el bolívar no vale nada».

Faraco criticó también las dos concepciones que han dominado la política económica en los últimos 50 años.

«En Venezuela han dominado dos concepciones perversas. Una, que todos los privados son pillos. Otra, que todo el Estado es malvado. Ni lo uno ni lo otro. Las sociedades que avanzan son sociedades en las cuales el Estado y el privado van de la mano. Usted no puede avanzar un carro de mulas con dos mulas que echan pa’ lante y tres mulas echan pa’ trás», comentario que le causó risa a Croes.

Y remató: «Todos tenemos que ir en la misma dirección aunque siempre habrá alguien que empuja en otra dirección».

GENTE PASIVA

Faraco criticó la pasividad que han asumido los venezolanos ante la racionamiento de productos en mercados y supermercados.

«Hay una cosa que nunca habíamos vivido, que es la existencia de una tarjeta de racionamiento. Cuando yo vi en el supermercado que en un pendón están lunes, martes y los números de cédulas que podían comprar ese día y en el otro lado, la lista de los 50 productos y las cantidades que se podían comprar de esos productos, yo vi algo que jamás pensé que vería en Venezuela. Y observé algo que jamás pensé que iba a observar, que la gente ha aceptado eso con una pasividad digna de mejor causa».