Estado Islámico convoca a la Yihad durante el Ramadán

0
97

Beirut.- El grupo Estado Islámico (EI) sufrió un nuevo revés este martes frente a los kurdos y sus aliados rebeldes, que tomaron una localidad situada en una carretera estratégica del norte de Siria.

Las fuerzas kurdas, con apoyo de combatientes árabes, «tomaron el martes Ain Isa tras intensos combates», dijo a la AFP Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

«Los yihadistas se retiraron al este de la ciudad y hacia el norte de Raqa», añadió.

El lunes, los kurdos y sus aliados rebeldes tomaron también un campo militar cercano, situado a 56 km de Raqa, la capital de facto del «califato» proclamado por el EI en los territorios bajo su control.

Esta base del ejército sirio había sido tomada en julio de 2014 por el EI, que ejecutó a allí a un gran número de soldados fieles al régimen.

Los kurdos tienen el apoyo de los ataques aéreos de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, que según el OSDH dejaron al menos 26 muertos el lunes entre los yihadistas.

Tanto Ain Isa como el campo militar están situados en una carretera estratégica para los kurdos y para los yihadistas, porque permite a ambos acceder a los territorios que controlan en la provincia de Alepo y Hasake, situadas al oeste y al este de Raqa.

«Ahora, hasta el borde de Raqa, las líneas de defensa del EI son frágiles porque no hay fortificaciones en este sector, que es un terreno llano», según Abdel Rahman.

Desde que el 16 de junio perdieron Tall Abyad, una localidad que controlaban desde hacía un año, los yihadistas están a la defensiva.

Redur Khalil no quiso decir cuál será su próximo objetivo pero aseguró que Raqa no es su objetivo a corto plazo. «Raqa está lejos y está bien defendida. Tomarla necesita fuerzas y armas importantes», aseguró.

16 EJECUCIONES MÁS

El Estado Islámico difundió ayer un video en el que muestra la ejecución de 16 «espías», algunos de ellos ahogados dentro de una jaula en una piscina.

En el video, difundido en portales yihadistas, el grupo EI presenta a estos hombres acusados de ser espías con ropa naranja, antes de ejecutarlos en tres grupos con métodos que hasta ahora nunca había utilizado.

Además, el EI llamó a la Yihad durante el mes de ayuno del Ramadán. «Musulmanes y yihadistas en todo el mundo, actúen de tal manera que el Ramadán sea un mes desgraciado para los infieles», señaló en alusión a los occidentales.