Estudiantes de la UNEG trancaron la avenida Atlántico

0
211

Un revuelo universitario se observó desde tempranas horas de la mañana en la avenida Atlántico de Puerto Ordaz, cuando un grupo de estudiantes de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (UNEG) decidió cerrar vías alternas a la casa de estudio, debido a que representantes del Frente Manuel Piar, de la Universidad Nacional Experimental Politécnica Antonio José de Sucre (Unexpo) y de la Universidad de Oriente (UDO) irrumpieron en las instalaciones de la sede unegista para sustraer dos unidades de transportes que forman parte del proyecto «Ruta Socialista Estudiantil».

El presidente del centro de estudiantes de ciencias administrativas, Eduardo Ibedaca, aseguró que esta situación perjudica a los estudiantes, quienes utilizan estos medios para trasladarse a sus hogares, «nosotros ya colocamos la denuncia ante los funcionarios policiales, estos nos dijeron que el caso se encuentra en investigación. No obstante, tomamos las calles como medida de presión para que nos devuelvan nuestras unidades».

La rectora de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (UNEG), María Elena Latuff, recordó que los autobuses pertenecen al Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología (Mppeuct). «Estos fueron entregados en mayo de 2014 a la UNEG, encargada de la custodia y mantenimiento, mientras los Centros de Estudiantes en las universidades que funcionan en Ciudad Guayana serían los encargados de coordinar una ruta integral que beneficiaría a la población universitaria», aseguró Latuff.

Desde la entrega de las unidades se articularon reuniones entre los dirigentes estudiantiles, sin embargo, no se ha concretado un acuerdo con respecto al recorrido urbano, a pesar de que desde el comienzo se tenía en proyecto una ruta por las principales vías de la ciudad, por este motivo los autobuses han permanecido en las instalaciones de la UNEG en espera del plan ministerial.

Latuff denunció que durante la manifestación ocurrida la tarde del miércoles 13 de mayo en la ciudad universitaria, una trabajadora que labora como vigilante y un chofer de la institución fueron agredidos físicamente por los estudiantes de las universidades aledañas, además de suscitarse enfrentamientos y amenazas entre unegistas que no estaban de acuerdo con las acciones tomadas.

Los efectivos de la Policía del Estado Bolívar (PEB) y de la Guardia Nacional se presentaron en las instalaciones de la UNEG. No obstante, se les negó el acceso por temor a acrecentar el conflicto, pues se presume que algunos de los que ingresaron a la fuerza en la sede iban armados.

La situación irregular continuó el jueves en la mañana, esta vez protagonizada por algunos alumnos unegistas pertenecientes al Movimiento Estudiantil de Renovación Universitaria (MERU), quienes exigiendo mejoras en los servicios estudiantiles, cerraron el paso de la avenida Atlántico a la altura de ciudad universitaria y detuvieron la unidad de transporte del personal administrativo, creando otro disturbio en la casa de estudios.

La rectora Latuff hizo hincapié en que las vías para la resolución de problemas están abiertas para mediar los conflictos y evitar que acciones de naturaleza delictiva y vandálica destruyan los valores de los unegistas. Aseguró que los integrantes del Mppeuct determinan el destino de las unidades de transporte y las consecuencias de los disturbios que se puedan presentar en la institución educativa.