Exigen al alcalde cumplir con los trabajadores

0
100

Miembros de la Unión Sindical Socialista de Trabajadores de la Corporación de Servicios Patrióticos Sociales (Unisisotracoservi) denunciaron públicamente al alcalde del municipio Caroní José Ramón López por desconocer al sindicato y hacer uso de su poder para intimidar y acosar laboralmente a los trabajadores del servicio patriótico.

 

Juan Hurtado, secretario general del sindicato, hizo un llamado al alcalde para que deje de amedrentar a los trabajadores, ya que considera que el pueblo fue el que lo colocó en el puesto y debe velar por el cumplimiento de las peticiones de la masa laboral de la alcaldía.

«Estamos enfrentando a un déspota porque no puede ponerse en contra de nosotros utilizando el poder que tiene. No es posible que venga a tratarnos como le da la gana y a decirnos que si llegamos a protestar nos van a meter presos, evidentemente, él dice eso porque tiene comprado al fiscal del Ministerio del Trabajo».

SIN BENEFICIOS

El secretario de reclamo, Rubén Paria, aseguró que no gozan de los beneficios que de por ley todo trabajador debe tener.

«No contamos con las dotaciones necesarias para laborar de manera eficiente. Tampoco tenemos un sueldo que sea acorde al trabajo que nosotros estamos realizando, ni mucho menos contamos con un seguro que nos garantice atención inmediata si llegamos a enfermarnos. Nos obligan a ir con uniforme pero tampoco nos dotan de los mismos. Aquí nos están desmejorando absolutamente todo, colocando al trabajador por el suelo y haciendo de nosotros una explotación laboral que no permitiremos. Vamos a luchar hasta reivindicar los derechos laborales de cada uno de los trabajadores que hacemos vida en la alcaldía».

DEUDA DESDE EL 2012

Rubén Paria, secretario de reclamo del sindicato de la Corporación de los Servicios Patrióticos Sociales (CSPS), explicó que les adeudan la dotación de uniformes desde 2012, además de un bono que les prometieron pero tampoco se los han pagado.

En la Corporación de los Servicios Patrióticos Sociales laboran 350 trabajadores