Expertos auguran con Biden más cooperación y menos conflicto en relación EEUU-América Latina

0
180

MEXICO.- La llegada del presidente electo Joe Biden a la Casa Blanca pueden suponer una relación más constructiva de Estados Unidos con América Latina frente a la del gobierno de Donald Trump, muy interesado en el control de la migración, dijeron a Xinhua expertos.


El experto de El Colegio de México (Colmex), Reynaldo Ortega, explicó que la migración irregular seguirá como un tema relevante los próximos cuatro años, pero es previsible que la administración de Biden deje a un lado el hostil discurso que caracterizó a Trump.
“Sí creo que el tono de la relación va a ser distinto, esta cuestión del muro se va a detener, por lo menos, y los recursos se ocuparán en otro tipo de mecanismos de control de la frontera”, dijo Ortega, profesor investigador del Centro de Estudios Internacionales de El Colmex.
Biden, quien asumirá el cargo mañana miércoles en Washington, conoce América Latina porque como vicepresidente en el gobierno de Barack Obama (2009-2017) era el encargado de las relaciones con la región, según los expertos.
Distintos analistas de la relación EEUU-América Latina han apuntado que el demócrata hizo al menos 13 viajes como vicepresidente a la región, visitando en varias ocasiones Brasil, México, Colombia y Guatemala.
Ortega señaló que no espera grandes iniciativas de Biden hacia América Latina en el comienzo de su gobierno porque estará centrado en controlar la pandemia del nuevo coronavirus, pero sí una reconstrucción de la relación.
Biden no sólo deberá ocuparse de combatir la pandemia y sus estragos económicos en Estados Unidos, el país más golpeado por la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), sino también reconfigurar la política exterior de Washington a nivel global ante los problemas creados por Trump, afirmó.
“Estados Unidos tiene que reconstruir, en buena medida, su política exterior hacia la región”, dijo el internacionalista.
El académico expuso que el éxito del control de la pandemia en Estados Unidos también pasará por lo que hagan los países vecinos, por lo que una posibilidad de cooperación sería que el nuevo gobierno trabaje iniciativas para vacunación y salud pública con México, Centroamérica y el Caribe.
Por otro lado, Biden colocó al medio ambiente como una bandera durante su campaña y las políticas que adopte al respecto podrían despertar algunas tensiones con Brasil y México, las dos economías más grandes de la región, apuntó.
Ortega recordó que el demócrata ha expresado preocupación por la actuación del gobierno brasileño para detener la deforestación del Amazonas, mientras que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha impulsado las energías fósiles por encima de las renovables.
Las relaciones comerciales y de inversiones dependerán en buena medida de que la pandemia sea controlada en Estados Unidos, mientras que temas como seguridad y narcotráfico seguirán en la agenda con los gobiernos mexicano y de países centroamericanos, abundó.
“Esperemos que la cooperación y no el conflicto sean la tónica de la relación con América Latina”, señaló el experto de El Colmex.
La relación de Washington con la región estuvo marcada bajo el gobierno de Trump por el interés del republicano de frenar la migración irregular por la frontera sur de Estados Unidos, para lo cual presionó a México y Centroamérica al tiempo que tomó medidas sin precedentes contra migrantes.
En un foro virtual del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) de México en agosto pasado, el diplomático y académico chileno Luis Maira describió las relaciones durante la era de Trump como un tiempo de hostilidad, menosprecio y ofensa hacia los latinoamericanos.
“No conocíamos la experiencia de un presidente de Estados Unidos que tuviera una postura tan negativa frente a la región como la que ha tenido Trump”, aseguró Maira, ex embajador de Chile en México y Argentina.
Para el politólogo y experto en temas de América Latina, Rodrigo Salazar, Biden buscará restablecer la imagen de Estados Unidos ante el mundo tras la descuidada política exterior del republicano y esa tarea también abarcará las relaciones con la región.
El demócrata reducirá la hostilidad que la administración del republicano Trump tuvo hacia los gobiernos de Cuba y Venezuela, aunque sin estrechar lazos de amistad con ellos, ejemplificó Salazar, profesor investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) sede México.
“Cabe esperar que baje la tensión y con un poco de suerte podría, al menos con respecto a Cuba, volver a la situación en que la dejó Obama, de un moderado relajamiento de sanciones”, apuntó el experto.  Xinhua