Familiares de taxista asesinado en Karuay aclaran versión del crimen

0
126

Norbins Anthony Guzmán Hernández; de 34 años, fue violentamente asesinado por dos sujetos que huían de la justicia, abordaron su vehículo como canal de escape y lo mataron.
A siete días del infortunado hecho, familiares de Guzmán lamentan la irreparable pérdida de su ser querido y expresan su afán por dejar limpia su reputación, tras las diversas versiones que se manejaron en los medios de comunicación en torno al desarrollo del crimen.


Belmarly Fernández, prima de Norbins, señaló que tras las experticias realizadas por los sabuesos de la policía científica se pudo conocer oficialmente cómo mataron a su primo: “Él estaba haciendo un transporte y lo interceptaron dos tipos que acababan de robar a un funcionario. Seguramente, pensaron huir en el carro con Norbins, pero él se negó… Él se paró frente a los negocios de comida frente a Karuay aprovechando que había gente para que lo ayudaran… Cuando se detuvo, los malandros le dijeron: ¡Arranca, arranca!, como Norbins no lo hizo, le metieron dos tiros, lo lanzaron a la calle y huyeron en el carro”.

El homicidio fue perpetrado el pasado 9 de diciembre en horas de la noche, aunque el cuerpo de la víctima fue trasladado hasta el Hospital de Clínicas Caroní, llegó sin signos vitales. Los denunciantes aclararon que el Spark amarillo que le robaron a Norbins, apareció el fin de semana en el kilómetro 70 “en perfectas condiciones”.
La intención de los familiares fue descartar la presunta vinculación de Guzmán Hernández con los asesinos, ya que algunos testigos, señalaron que estaban juntos y luego de discutir frente al referido lugar se suscitó el crimen.

La víctima, quien era conocido por sus familiares, amigos y allegados como “Pipo”, era licenciado en administración de empresas, tenía 15 años como taxista, vivía en el sector Unare I y dejó dos pequeños en orfandad; de 3 y 6 años. JB