FANB abrirá comercios que permanezcan cerrados

0
108

Desde horas del mediodía de este miércoles, los efectivos militares procedieron a abrir los establecimientos comerciales que aún estén cerrados en detrimento de la población que hace vida en la frontera colombo-venezolana.

Así lo precisó una nota de prensa, la advertencia fue realizada por el jefe Único de Zona de Seguridad Fronteriza número 1 del estado Táchira, G/B Carlos Martínez Stapulionis, en cumplimiento de la soberanía alimentaria exigida por el presidente Nicolás Maduro para la población venezolana.
«Todos aquellos comerciantes que no han abierto sus comercios para poner al servicio del público, los bienes y servicios, estos locales van a ser abiertos y revisados respetando la ley vigente para entonces tomar posesión de esa mercancía y ser vendida al público», aseveró el jefe militar.
Por otra parte, este martes se reportó la detención de 18 personas y ningún deportado.
Información oficial dada por el general Martínez Stapulionis, desde el puente fronterizo Simón Bolívar, en San Antonio del Táchira, junto al presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello y el gobernador José Gregorio Vielma Mora.
Informó además sobre el despliegue de 400 efectivos en las trochas con el fin de evitar acciones de contrabando.
Un total de 50 pasos ilegales de este tipo han sido totalmente destruidos, específicamente por donde transitaban automóviles, cuyo procedimiento se cumple desde hace año y medio.
Advirtió que el operativo de humanización de la frontera venezolana que hoy día se cumple en San Antonio del Táchira, se realizará en otras invasiones ubicadas en Llano Jorge y otras ubicadas en el municipio Pedro María Ureña.
«Recomendamos a esas personas que se encuentran de manera ilegal, que voluntariamente desalojen con sus respectivas pertenencias», aseveró Stapulionis.

BUEN VIVIR
El general en jefe, Carlos Martínez, apuntó que las acciones se cumplen siguiendo las instrucciones del presidente Nicolás Maduro, quien ha exigido atención prioritaria para el buen vivir de los ciudadanos venezolanos en el eje fronterizo.