Farmacéuticos aseguran que no hay medicinas

0
82

El presidente de la Federación Farmacéutica de Venezuela, Freddy Ceballos, aseguró que los niveles de abastecimiento de medicamentos en el país son insuficientes para atender la demanda del nuevo sistema del Ministerio de Salud, el cual consiste en que una persona se registre y solicite un medicamento para que este le sea distribuido directamente «con nombre y apellido».

«A los pacientes que se vayan a inscribir (en las farmacias) ¿qué le van a distribuir? si no hay».

El Ejecutivo con este nuevo mecanismo llamado Sistema Integral para el Acceso a los Medicamentos (Siamed) «no estaría atacando el problema base», que sería la falta de asignación de divisas para adquirir los medicamentos y distribuirlos por el país. Agregó que la deuda con proveedores internacionales por parte de las farmacéuticas asciende a los 4 millardos de dólares y que este sería el motivo de la escasez de medicamentos.

«La solución es el abastecimiento no un nuevo sistema».

Ceballos reclamó que el Ejecutivo cuestione los sistemas de distribución del sector, que «son perfectos»; sin embargo, manifestó su apoyo a todo mecanismo que busque el bienestar de los pacientes venezolanos. «Lo aceptamos, pero que asignen divisas para que haya medicamentos».

También solicitó al ministro Henry Ventura que ofrezca más detalles de este nuevo sistema porque existen dudas en las ciudadanía y en los representantes del sector, por lo que manifestó su disposición de reunirse con Ventura para proponer mejoras que ayuden al funcionamiento de este mecanismo.

«¿Cómo hará una persona que viaja en el interior del país y debe acudir a otra farmacia donde no esté registrado?», exhortando al ministro a ofrecer más detalles.

Finalmente lamentó el «ataque contra las empresas» y aseguró que las farmacéuticas venezolanas «son serias y capaces de aguantar cualquier fiscalización». Pidió al Ejecutivo que en caso de detectar que alguna compañía comete irregularidades que sea verificada y sancionada, pero exigió que bajo esta premisa no sean cuestionadas la labor del resto de las empresas.