Fedecamaras: OIT podría sancionar a Venezuela por incumplimiento de acuerdos suscritos

0
103

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), podría aplicar sanciones a Venezuela por incumplimiento de los acuerdos suscritos. Así lo aseguró Jorge Roig, presidente de Fedecámaras, quien también afirmó que los empresarios quieren diálogo y no amenazas del Gobierno nacional.

El líder del sector empresarial mostró un reciente informe de la OIT y destacó que el mismo «expresa su preocupación por la gravedad de la crisis venezolana y textualmente urge al Gobierno para que adopte de inmediato las medidas tangibles en materia de dialogo social y tripartito, para que adopte las acciones que genere un clima de confianza basado en el respeto a las organizaciones empresariales», indicó.

Además comentó que el informe «habla de la necesidad de los países de tener un diálogo tripartito para que haya un diálogo social, si tú no cumples con esos compromisos que firmaste como no se están cumpliendo en Venezuela es evidente que tú puedes acarrear problemas que van desde la expulsión del seno de la OIT», explicó.

Jorge Roig destacó que las solicitudes pendientes de dólares de los empresarios llega a 10 mil millones de dólares «con esa Ley Habilitante lo único que ha servido es para amenazar a los empresarios venezolanos, no es amenazando a los empresarios venezolanos como se construye un país, no es encarcelando a los empresarios venezolanos y los que generan empleo como se construye el desarrollo y se modela la sociedad que todos queremos. Fedecámaras reitera que la única guerra económica que se lleva a cabo en este país es quien maneja el monopolio de los dólares y lo maneja es el Gobierno nacional, todos y cada uno de los dólares que se reparten en Venezuela los reparte el Gobierno nacional», dijo.

«No ha habido ninguna reunidera como el Presidente ha reconocido rechazamos el tipo de diálogo que en este momento está impulsando el Gobierno nacional donde se nos invita a Miraflores para ser insultados, amenazados con instigaciones al odio en los cuales no se busca el diálogo sino se nos somete al escarnio público», apuntó Roig.

Roig sostiene que es necesario el desmontaje del control de cambio y precio. Considera que el Gobierno nacional fija los precios de manera unilateral y los congela durante 1 o 2 años lo que, a su juicio, afecta la producción y genera distorsiones y desabastecimiento de alimentos básicos.