Fedecámaras resalta encuentro con el Gobierno

0
67

El directorio de Fedecámaras, así como de Conindustria, Fedenaga, Comsecomercio, entre otros, reconoció positiva la iniciativa del presidente Nicolás Maduro de convocar a los sectores nacionales: emprendedores, trabajadores, economistas, profesionales, venezolanos en general, para escuchar sus análisis, propuestas e ideas sobre la actual situación económica del país, ya que compartimos con el primer mandatario el sueño de impulsar una Venezuela Productiva en beneficio de todos.
La afirmación la hizo Jorge Roig, presidente de Fedecámaras, poco después de reunirse con Miguel Pérez Abad, designado por el presidente Maduro para realizar encuentro con el sector privado de la economía.
Roig destacó que como lo señaló el mandatario nacional, la economía del país le pertenece a toda Venezuela y por eso ha decidido convocar a este amplio diálogo y debate nacional, tan oportuno y tan necesario, para cruzar opiniones y reflexiones sobre nuestro presente económico y tomar las mejores decisiones que garanticen un futuro de prosperidad y desarrollo para el país.
Agregó que los «empresarios venezolanos tenemos un papel fundamental en la economía nacional y este encuentro es un reconocimiento a nuestra indispensable participación en este diálogo».
Igualmente consideramos que el empresario Miguel Pérez Abad, quien ha sido designado por el presidente Nicolás Maduro como comisionado presidencial, es un interlocutor adecuado para que coordine y convoque estos encuentros y diálogos con diversos sectores del país, incluyendo por supuesto y principalmente a los empresarios.
Nosotros queremos resaltar que son más los temas y los propósitos que nos unen al Gobierno Nacional y a los Empresarios, que aquellos que nos separan.
Nos une en primer lugar un compromiso sincero y decidido por la prosperidad y el bienestar de todos los venezolanos; nos une el objetivo de garantizar la adecuada y continua alimentación del país y satisfacer sus necesidades materiales diarias.
La meta común de elevar la producción nacional de alimentos y bienes para derrotar el desabastecimiento y la inflación, que preocupa a la mayoría de los venezolanos, así como también para reducir las importaciones y dejar de ser una economía rentista.
Coincidimos también en la necesidad de desarrollar las fuerzas productivas de la nación, promover el emprendimiento creativo y la inversión privada, generar empleo decente y en condiciones justas.
Coincidimos en la obligación de estimular una cultura del trabajo basada en los valores del esfuerzo, la responsabilidad y el deber cumplido, donde todos somos responsables de todos.
Coincidimos igualmente en el rechazo firme y categórico al acaparamiento, la especulación y el contrabando, delitos contrarios a la ética comercial y empresarial, que deben ser castigados con todo el peso de la ley. Sin embargo, exigimos el más estricto apego a la Constitución y a las leyes, y el cumplimiento del debido proceso en las inspecciones y fiscalizaciones. Las ocupaciones fuera del marco jurídico afecta la confianza necesaria para avanzar en el diálogo y en el desarrollo de empresas eficientes, exitosas y responsables, que en su conjunto representan un activo esencial para construir un país productivo que garantice prosperidad y bienestar para los venezolanos.
Nos une el compromiso de fortalecer la confianza en nuestras potencialidades y oportunidades como país ideal para las inversiones y las iniciativas productivas «Hecho en Venezuela».
Nos une la tarea urgente de reducir las trabas innecesarias y lograr la simplificación de trámites y permisos inútiles con el objetivo de favorecer el emprendimiento y la actividad empresarial.
Coincidimos definitivamente en la aspiración de una sociedad justa, con oportunidades para todos sus ciudadanos, igualitaria y solidaria, donde nadie es más ni menos que nadie.