Fentribe rechaza llamado a paro

0
135

La Federación Nacional de Trabajadores de la Industria de la Bebida rechazó el llamado a paro que realizan algunos sindicatos de Empresas Polar.

Pablo Castro, presidente de Fentribe, considera que la situación está tomando tildes políticos y partidistas. Explicó que ya se han discutido más de 16 convenciones colectivas y están conformes.

De igual forma, alertó que la situación de materias primas y asignación de divisas pone en peligro la estabilidad laboral de los trabajadores.

También extendió un llamado a la unidad de los trabajadores por la defensa de sus beneficios laborales y sociales.

SE AGOTA LA CERVEZA

Representantes de 15 de las 18 organizaciones sindicales de Cervecería Polar en el país se concentraron en Valencia para rechazar el «violento» cierre de varias distribuidoras de cerveza bajo el argumento de exigencias contractuales.

«La gran mayoría de los trabajadores de las agencias de distribución de plantas de Cervecería Polar del país, rechazamos las pretensiones de un grupito de violentos que quiere imponer ilegalmente una supuesta paralización en nuestros centros de trabajo», dijo Arquímedes Sequera, presidente del Sindicato Único de Trabajadores (Sutraba).

Explicó que fueron consignadas ante el Ministerio del Trabajo las firmas de la mayoría de los trabajadores que refutan la huelga propuesta por el representante de Sintraterricentro, Juan Rodríguez.

«Exigimos respeto al liderazgo sindical, nosotros hemos homologado nuestro contrato y luchado por nuestros beneficios», indicó.

También exhortó a la vicepresidencia de la República, al Ministerio de Trabajo y a la Comisión de Desarrollo Social de la Asamblea Nacional para que escuchen a los legítimos representantes de los trabajadores de Polar en aras de poner fin a la violencia que mantiene paralizadas las labores de distribución y advirtió que lo verdaderamente alarmante para los trabajadores de Cervecería Polar es la paralización que se materializaría dentro de cinco semanas debido a la falta de insumos por la falta de asignación de divisas.