Fernández calificó de “disparate” que la acusen de sobornos

0
614

La expresidenta argentina Cristina Fernández calificó de “disparate” que la acusen de haber recibido millonarios sobornos durante los Gobiernos kirchneristas y reiteró que es víctima de una “maniobra persecutoria”, en un escrito presentado ante el juez que la investiga por asociación ilícita.


“Pareciera ser que además de desempeñarme como jefa del Poder Ejecutivo por el voto popular durante ocho años, habría tenido el tiempo suficiente para liderar todos los emprendimientos criminales de los que ahora se me acusa”, señala en el texto que entregó a Claudio Bonadio la actual senadora, que presentó un planteo de nulidad y recusó tanto al juez como al fiscal del caso.
El escándalo se destapó el 1 de agosto pasado, cuando Bonadio ordenó los arrestos y comparecencias de decenas de empresarios de la obra pública y exfuncionarios, con base en los cuadernos que un chófer del Ministerio de Planificación escribió durante una década, en los que detallaba cómo trasladaba en su auto bolsas repletas de dólares para repartirlas supuestamente a miembros de los Ejecutivos de Néstor Kirchner (2003-2007) y Fernández (2007-2015).
En medio de un fuerte operativo de seguridad, la ex jefa de Estado se presentó hoy en los tribunales federales de Buenos Aires para cumplir con el llamado del magistrado, con quien mantiene una tensa enemistad después de que la procesara en otras causas y hasta llegara a pedir su detención a finales del año pasado.
“A partir de la asunción del Ing. Mauricio Macri como Presidente de la Nación he sido sometida a una múltiple persecución judicial, sólo comparable a aquella que se llevó a cabo en tiempos en que se encontraba suspendida la vigencia de la Constitución Nacional”, remarca Fernández en el escrito que entregó a Bonadio.