Fiscalía pidió otras dos órdenes de captura por el caso Urquiola

0
121

Caracas.- El Ministerio Público solicitó otras dos órdenes de aprehensión por el caso de la muerte de la intérprete de señas del canal privado Venevisión, Adriana Urquiola, asesinada en 2014 durante el proceso de protestas de la derecha nacional, llamado «La Salida», informó este martes la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz.

Durante su programa Justicia y Valores, transmitido por Unión Radio, Ortega Díaz agregó que a estas personas -cuyos nombres no reveló para evitar que evadan la justicia- se les solicitó el congelamiento de sus cuentas bancarias, refiere una nota de prensa del Ministerio Público.

Adriana Urquiola Pérez fue asesinada el 23 de marzo de 2014, en la vía hacia la urbanización Los Nuevos Teques, en la capital del estado Miranda.
Por este caso, el pasado 19 de junio fue dictada la medida privativa de libertad a Yonny Bolívar por su supuesta vinculación con la muerte de Urquiola, quien recibió un disparo de bala luego de bajarse de una unidad de transporte público, cuyo paso fue obstaculizado por una «guarimba» formada por sectores de la oposición, como parte las acciones con las cuales pretendían derrocar al gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Yonny Bolívar fue recluido en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) e imputado por los delitos de porte y posesión ilícita de arma de fuego.

Además, un Tribunal en Funciones de Control del Circuito Judicial Penal del estado Miranda, dictó medida privativa de libertad contra Leopoldo Henrique D’ Alta Barrios quien, de acuerdo con las investigaciones preliminares, habría sostenido comunicaciones telefónicas que lo relacionan con Yonny Bolívar y habría incurrido en legitimación de capitales.

Leopoldo D’Alta pertenece a la organización Foro Penal y era personal de confianza del opositor Antonio Ledezma, informó el presidente de la República, Nicolás Maduro, el 23 de junio pasado.

POR LA MUERTE DE DIRIGENTE INDÍGENA
Durante la transmisión del programa, Ortega Díaz informó que fue condenado a 30 años de prisión Ángel Romero Bracho, de 42 años, por ser el responsable de la muerte del cacique y dirigente de la etnia Yukpa, Sabino Romero Izarra, igualmente por las lesiones causadas a la pareja del líder indígena, hecho ocurrido el 03 de marzo de 2013 en el sector el Tokuko, parroquia Libertad de Machiques de Perijá, estado Zulia.

Manifestó que este caso marca un precedente importante y coloca en evidencia el esfuerzo realizado por el Ministerio Público para lograr la condena del autor de este asesinato.