FMO obtiene patentes para producir arrabio

0
58

El producto del talento humano de Ferrominera Orinoco sigue rindiendo frutos en el ámbito de la investigación, tras obtener tres nuevas patentes internacionales de innovación en tecnología por el proyecto de “Producción de hierro de reducción directa (HRD) o arrabio, a partir de minerales de hierro con alto contenido de fósforo”, el cual fue reconocido y aceptado en países experimentados en el mundo de la siderurgia, como México, Canadá y Estados Unidos.

Esta iniciativa fue de Henry Bueno, investigador y asesor independiente de la estatal minera, con más de 30 años de experiencia académica y práctica en el área de los materiales, quien asumió el reto y presentó una propuesta que determinó la factibilidad de eliminar el alto contenido de fósforo del mineral extraído de los yacimientos, mediante reducción directa.

Junto al talento humano ferrominero, representado por los ingenieros Noel Rojas e Yris Gómez, asistentes ejecutivos adscritos a la Gerencia de Planta de Briquetas, se realizaron pruebas en laboratorio e investigaciones asociadas al proyecto.

El procedimiento se efectuó utilizando mineral fino (cero por tres octavos de granulometría) y cal (que tiene la propiedad de reaccionar con el fósforo adherido al hierro), a la temperatura del proceso (de 800 a 1.000 grados), obteniendo fosfato de calcio, para luego separarlos a través de un método físico como el magnético.

“Este descubrimiento novedoso, único en el mundo, abrió las puertas de Venezuela a la producción de acero por otra vía que no es la acería eléctrica; sino que podemos usar coque verde de petróleo como agente reductor o proveedor de gases para la reducción, permitiendo la producción de acero vía arrabio – convertidor al oxígeno”.

Rojas añadió que este proceso también es generador de electricidad, porque los gases se pueden utilizar como energía mediante plantas termoeléctricas.

Desde 2009 se han gestionado los trámites para la obtención de las patentes por método, aparatos y equipos utilizados, consiguiendo entre 2011 y 2012, los primeros reconocimientos en Qatar, Estados Unidos y Sudáfrica; mientras que continúan las gestiones para lograr la patente de invención ante el Servicio Autónomo de Propiedad Intelectual (SAPI) en la República Bolivariana de Venezuela, incluyendo nuevos experimentos.

Con este tipo de innovaciones, Ferrominera Orinoco agrega valor al mineral del hierro con el apoyo del talento humano, hacia el desarrollo de plantas de arrabio, incorporando tecnología generada en el país, patentada en territorio nacional e internacional, la cual permitirá aprovechar las reservas de mineral con alto contenido de fósforo, los finos, subproductos, cal y coque verde de petróleo, para la producción alternativa de acero.